La MEDALLA ES DE FINALISTA, no de participación

Hace poco escuché una entrevista que hicieron en Enfoque Noticias de la mañana al Sr. Roberto Madrazo. Estaban hablando sobre los más de 11,000 corredores que tuvieron que ser DESCALIFICADOS en el pasado Maratón de la Ciudad de México debido a que no corrieron completo el recorrido, pero sí cruzaron la meta y recibieron su medalla de finalista como si lo hubieran terminado. Y justo invitaron al Sr. Madrazo porque, hace 16 años, fue a correr el Maratón de Berlín de 2007, pero no completó el recorrido debido a una lesión que le obligó a detenerse, cortó camino, cruzó la meta, recibió su medalla y apareció ganando su categoría por edad con un tiempo récord. Cuando el comité organizador revisó los resultados de los ganadores por categoría para premiar, se dieron cuenta que al Sr. Madrazo le faltaban varios parciales en sus tiempos lo cual indicaba que no había completado el recorrido y fue descalificado. (En Berlín tienen parciales cada 5 km y, si no tienes todos tus parciales, te descalifican, como en cualquier competencia seria).

Para quienes no saben o no recuerdan quien es Roberto Madrazo Pintado, fue Gobernador del Estado de Tabasco y candidato del PRI a la presidencia de nuestro país en 2006, cuando los otros candidatos eran Andrés Manuel López Obrador por el PRD y Felipe Calderón Hinojosa por el PAN.

Al año siguiente de las elecciones llegó la noticia a México de lo que le había sucedido a Madrazo en Berlín. El periódico Reforma fue el primero en publicar que el excandidato priista había aparecido como ganador de su categoría en el Maratón de Berlín cuando no había completado todo el recorrido. La noticia fue tan comentada en todos los medios que, a partir de entonces, en muchas carreras cuando veías que alguien iba a hacer trampa cortando camino le gritaban: “no hagas como Madrazo”.

Roberto Madrazo (MEX) Maratón de Berlín 2007
(En la foto se ve a Roberto Madrazo llegando a la meta del Maratón de Berlín 2007. Entró “levantando las manos” como si hubiera corrido el maratón completo. Parece un “finalista”, no se ve lesionado ni que solo pasó para recoger sus cosas).

Regresando a la entrevista, el locutor preguntó a Madrazo qué había pasado realmente en Berlín. Madrazo argumentó que, debido a una lesión en la ingle se tuvo que detener, caminó un rato y como ya no podía correr, decidió cortar la ruta para llegar más rápido a la zona de llegada a recoger sus cosas. Y pues pasó por la meta y recogió su medalla de finalista como si hubiera terminado completo el recorrido. Cuando el locutor le pregunta si se vale hacer eso, Madrazo comentó que sí, que la medalla es de “participación”, es decir, “no importa si terminas o no completo el recorrido, participaste entonces mereces tu medalla”. Ese es “el razonamiento” del excandidato a la presidencia de nuestro país.

Yo no lo podía creer, ¿estaba hablando en serio? ¿Cómo puedes reclamar una medalla de un Maratón que implica haber entrenado para correr 42.195 km completos, cuando solo corres una parte de éste?

Y, por si fuera poco, todavía añadió que sí, que eso era “lo más normal”, que “muchos corredores” acostumbran en México correr solo una parte del maratón para tomarlo como entrenamiento para otra carrera.

Yo seguía asombrada de lo que escuchaba. Y todavía al final, cuando le preguntan cuántos maratones has corrido Madrazo respondió que 65, y que estaba buscando completar 100 maratones. Y entonces yo quisiera preguntar: “y de esos 65 maratones que dice haber corrido Sr. Madrazo, ¿han sido maratones completos o solo ha “participado” en los 65?… Porque quisiera suponer que el Maratón de Berlín del 2007 NO está en su lista de los 65 maratones puesto que NO lo terminó completo. Porque en mi razonamiento si te están preguntando ¿cuántos maratones has corrido? se refieren a maratones completos, a cuántas veces has corrido 42.195 km, un maratón incompleto no cuenta.

En fin, iba manejando y no pude escribir a la estación para aclarar que no, que la cosa no era así como la explicaba este señor.

A ver, a ustedes que les gusta correr, que corren y entrenan por el gusto de hacerlo, les gusta hacer su mejor esfuerzo y prepararse para competir en algunas carreras. Si les gusta correr carreras de 5 o 10 km que bueno. Si prefieren las de 15 km o medios maratones, perfecto. O para quienes les gusta la distancia y quieren hacer un maratón, al menos antes, cuando uno hablaba del “maratón”, lo decía uno con respeto. Sabíamos que para correrlo había que entrenar en serio durante varios meses, sacrificar muchas cosas, cuidar la alimentación, el entrenamiento, las horas de descanso para recuperarse, en fin. Quienes se preparan para un maratón es un reto enorme, que requiere de un gran compromiso, de muchas ganas para hacerlo, de mucho esfuerzo. Y por eso las medallas del maratón son tan grandes y tan bonitas, porque es el premio a un esfuerzo tan grande y respetable que debe ser bien reconocido.

Flanagan y Kamworor medallas Maratón de Nueva York 2017

La medalla de FINALISTA es tan importante y valiosa para los atletas elite como para nosotros los simples corredores.

Hay a quienes eso de tanta distancia no les gusta mucho, lo cual es válido. Prefieren las carreras de 5 y 10 km, y quizá algún 15 km o medio maratón, pero no más que eso. Y entrenar para 10 o 15 km requiere también su esfuerzo, dedicación y ganas de hacerlo. Pero claro, es una distancia más corta, por lo que puedes hacer varias carreras de 5 y 10 km al año, incluso podrías competir una vez al mes. Pero cuando se trata de entrenar para un maratón, cuando mucho harías 2 maratones al año, y eso ya es una gran tarea.

A lo que voy es que, ustedes, que entrenan y saben el esfuerzo que requiere entrenar, si no les gusta la distancia y no quieren correr un maratón, ¿qué sentido tendría inscribirse al Maratón de la Ciudad de México para meterse en algún punto del recorrido y llegar hasta la meta, como si lo hubieran hecho completo, y reclamar una medalla de finalista que realmente NO se ganaron puesto que no corrieron los 42 km completos?

Seamos honestos con nosotros mismos. LA MEDALLA ES DE FINALISTA, NO de participación. Es el premio que recibe un corredor al terminar la distancia COMPLETA a la que se inscribe. Es el premio al esfuerzo que se hace. De hecho, te la dan justo al finalizar tu carrera, después de cruzar la meta, porque es el RECONOCIMIENTO que recibes por haber terminado completo toda la distancia.

Corredora recibe MEDALLA DE FINALISTAme inscribo a una carrera de 5 km, corro los 5 km completos, cuando llego a la meta me dan mi medalla de FINALISTA de la carrera de 5 km.

Si me inscribo a una carrera de 10 km, corro los 10 km completos y llego a la meta, me dan mi medalla de FINALISTA de la carrera de 10 km. Y así tendría que ser para cada distancia. Incluso si me lesiono a la mitad del recorrido y ya no puedo correr pero puedo seguir caminando, camino y termino la distancia completa y merezco mi medalla de FINALISTA.

Lo que no se vale es que me inscriba a un maratón de 42.195 km, corra solo 5 o 10 km, o menos, y reclame una medalla de FINALISTA de maratón que NO merezco porque NO corrí un maratón completo. A mi me parece hasta una falta de respeto para los corredores que sí entrenaron para el maratón, llegan a la meta súper cansados por tanta distancia, y a su lado entran otros 11,000 corredores, que vienen súper frescos y sonrientes porque se acaban de meter hace un par de kilómetros, y todavía tienen el descaro de acercarse a recibir su medalla de finalista.

Ahora bien, sobre las personas que se están preparando para correr un maratón y deciden hacer su distancia en el Maratón de la Ciudad de México, lo correcto sería inscribirse, salir desde la línea de salida, e irse saliendo en el recorrido según la distancia que quieren entrenar. Si van a “entrenar” 21 km, pues también hay un Medio Maratón de la Ciudad de México y muchos otros medios maratones donde pueden entrenar y correr los 21 km completos, por lo que esa excusa no es válida. Si van a “entrenar 30 km”, pues se inscriben, salen desde el principio del maratón y se salen en el kilómetro 30. Marcan ahí sus 30 km y listo. No lleguen a la meta simulando que corrieron 42 km.

Lo que sí es una realidad que comenta el Sr. Madrazo, es que, en el Maratón de la Ciudad de México muchos “corredores” se ha MAL ACOSTUMBRADO a que, solo porque le gusta la medalla del maratón, se inscribe sin pensar en entrenar para los 42 km, simplemente porque le gusta la medalla y entonces se van metiendo en el camino de acuerdo a la distancia que “aguantan” correr, llegan a la meta y reclaman su medalla como si la merecieran. Eso, tristemente, es algo que se ha “normalizado” en este evento en específico. Pero el hecho de que se haya “normalizado” no quiere decir que esté bien. (También se ha “normalizado” la violencia en nuestro país y no por eso quiere decir que esté bien).

SI la medalla fuera de “participación”, como argumenta el Sr. Madrazo, pues seguramente vendría incluida en tu paquete de competidor, te darían tu número, tu playera, tu chip y “tu medalla de participación”, total “no importa si corres o no”. Perdón, pero la medalla no es un “souvenir” para completar tu paquete, no puedes y no debes “quitarle su gran valor” para hacerla solo parte del kit de competidor. La MEDALLA ES DE FINALISTA, es el premio a todo tu esfuerzo por la carrera completa que has logrado hacer. No la demerites. Más bien, ¡DISFRÚTALA CUANDO TE LA HAS GANADO!

Amigos muerden la medalla del Rock´n´Roll 2019

Por otra parte, en México tenemos carreras de una gran variedad de distancias, desde los 5 km hasta ultramaratones de 50 km o más. Por lo que no hay razón para tener que inscribirme en una carrera de una distancia para la cual no he entrenado. Si me gustan las carreras de 5 km y con eso me siento bien, que bueno, entonces me inscribo en 5 km y hago mi colección de medallas de carreras de 5 km. Si me gustan los 10 km pues me inscribo en los 10 km. Si quiero correr más pues busco las carreras de 15 km o incluso el Medio Maratón de 21 km.

Pareja feliz con sus medallas

 

Por último, si tienen hijos y nietos, comprenderán el gran valor de la honestidad y el respeto a los demás. Que no nos vean haciendo trampa porque aprenderán a hacer trampa. Que no se den cuenta que les mentimos, porque aprenderán a mentirnos. Cuidado con lo que hacemos y más frente a los jóvenes y menores de edad. Ellos siempre están muy atentos, observando y aprendiendo.

Así es que ya lo sabes, la MEDALLA ES DE FINALISTA, inscríbete en la distancia para la cual estás entrenando, completa tu distancia y gana tu medalla. Recuerda que es el reconocimiento al gran esfuerzo realizado.

Te dejo esta frase para que termines de reflexionar:

Y lo que está mal está MAL aunque lo haga todo el mundo.
Lo que está bien está BIEN aunque casi nadie lo haga

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com