El pasado 28 de abril Cibelle Hernández impuso nuevo Record Mexicano IM deteniendo el crono en 9:28:22, en el Memorial Hermann IRONMAN TEXAS, en Woodlands, Estados Unidos.

Conforme avanzaba el día los amigos que la seguíamos en línea nos dimos cuenta que Cibelle destrozaría el récord nacional por más de 15 minutos.

Cibelle nadó en 1:04:40, rodó en 4:47:53 y corrió en 3:27:49, para un tiempo total de 9 horas 28 minutos y 22 segundos, siendo éste su primer IRONMAN. La también Campeona Mundial en distancia olímpica (Chicago 2015 categoría 40-44), demostró que no hay barreras infranqueables ni metas inalcanzables si se trabaja duro para lograrlo.

A sus 45 años, Cibelle es madre de 3 hijos, empresaria y esposa, y un ejemplo de constancia y fortaleza.

Entrevista a Cibelle Hernández (CH) por Verónica Granados (VG) para Asdeporte.com:

Primera parte:

VG.- Hola, Cibelle, cuéntanos: ¿Cómo fue el recorrido en estos meses para llegar a la meta?

CH.- Fue menos duro de lo que había imaginado o había visto en gente cercana a mí. Durante el entrenamiento me di cuenta de que mi perspectiva cambiaría por completo. Cuando vivía en la ciudad de México, veía el sacrificio de tener que salir a rodar a Tequesquitengo cada fin de semana para lograr cumplir con las horas de bici y en caso de no hacerlo quedarse en los rodillos. Cumplir con las horas de entrenamiento y el desgaste en los traslados era imposible, sobre todo, por el momento familiar que atravesaba, niños chiquitos y la situación laboral.

Sin embargo, hace año y medio cambiamos de residencia a Los Cabos, un paraíso para entrenar, dicho cambio modificó radicalmente mi esquema. Poder salir de casa en bici y rodar en carreteras divinas, aunado al apoyo de mi esposo Jorge (mejor conocido como “el Chino”), y mis hijos ya no son tan pequeños. Además, tuve la suerte de encontrarme con amigos triatletas (Perico, Thalia y Rodo), con un alto nivel competitivo, lo que hizo que esto se volviera algo sumamente divertido y motivador para salir cada día a entrenar.

VG.- ¿Cuántas horas a la semana entrenaste para éste, tu primer IM?

CH.- Como en todo bloque de entrenamiento, siempre van incrementando las horas hasta llegar a las semanas pico, que fueron justo un mes antes del evento; en las últimas semanas llegué a entrenar hasta 15 horas semanales los 7 días, incorporando un día de recuperación activa, yoga y natación.

Mi entrenador desde hace 25 años, Ricardo González, siempre me ha dado más calidad que cantidad en mis programas, porque sabe que no solo hago triatlón, también tengo un desgaste muy fuerte en mi vida cotidiana.

VG.- ¿Fue difícil combinar el trabajo, la familia y el entrenamiento?

CH.- Sí, por supuesto, sobre todo porque el cansancio se va acumulando semana tras semana hasta que empieza a hacer de las suyas. No es solo levantarse temprano, lidiar con mis tres hijos para tenerlos listos para la escuela e ir a trabajar después. No existe un solo día para levantarse tarde, ya que el fin de semana es cuando más hay que madrugar, pues solo así se puede cumplir con las horas de entrenamiento. Luego, llegar a casa después de las largas rodadas, es imposible decirle a la familia que quieres descansar, tienes que estar al 100% para demostrarles que lo que haces es por gusto. Es justo en ese momento cuando siento la acumulación del cansancio y las dosis de entrenamiento.

Trabajo es en dos empresas sólidas y demandantes, de las que soy fundadora y directora comercial (Aviglass e Isularglass), establecidas en la Ciudad de México, dedicadas a la implementación de vidrio y cancelería en obras de arquitectura de todas las escalas. Afortunadamente mi horario es flexible. En Los Cabos ayuda mucho que las distancias no son tan largas y salir a nadar al mar o la alberca no es complicado. Salgo a correr y rodar desde mi casa, lo que facilitó los días en que me tocaba doble sesión de entrenamiento.

VG.- En algún momento pasó por tu cabeza esa temible frase -que creo casi todos nos la hemos hecho en algún momento-: “¿Qué hago aquí?”

CH.- Por supuesto, esa frase ha cruzado por mi mente muchas veces: en Campeonatos Mundiales ITU, o cuando el clima ha sido un factor de horror, lo único que piensas es que aparte de lo que te espera -una buena friega-, sumarle una dosis de sufrimiento por frío o lluvia es inevitable preguntarte: “¿qué hago aquí?”.

Sin embargo, para este IRONMAN, nunca pasó por mi mente dicha frase. Todo lo contrario, tuve un clima perfecto para competir. En el momento en que llegué a Woodlands los nervios disminuyeron mucho al ver que las condiciones eran perfectas. Ello hizo que me sintiera realmente contenta y decidida a salir con todo. Ya llevaba dos semanas en descenso, esto sumado a la adrenalina, hizo que mi único deseo fuera estar compitiendo y viviendo la experiencia de mi primer IRONMAN.

Fin de la primera parte

Continua AQUÍ la segunda parte de esta entrevista…

Por cierto, en este mismo IRONMAN se rompieron los Récords Mundiales en un evento oficial IRONMAN tanto para hombres como para mujeres. El estadounidense Matt Hanson impuso nuevo Record en 7:39:25, además de correr el maratón más rápido en un IRONMAN en 2:34:39. Mientras en las damas la australiana Melissa Hauschidt hizo lo propio al detener el crono en 8:31:04

Sin embargo, hay dos triatletas que han recorrido más rápido la distancia Ironman, una de ellas es la británica Chrissie Wellington quien terminó en 8:18:13  el ahora Challenge Roth, en Alemania en 2011, mientras el aleman Jan Frodeno finalizó en 7:35:39, la misma competencia en Roth, en 2016.

(El ex-Ironman de Roth se ha realizado desde 1990 en la distancia Ironman. Fue parte de la Serie Ironman hasta 2001, pero desde 2002 se maneja indenpediente de la WTC bajo el nombre del “Challenge Roth”. Es por eso que ahora no se considera dentro de los récords de IRONMAN. En el Challenge Roth compiten alrededor de 3,500 atletas individuales más 650 equipos de relevos).

Por Verónica Granados para: www.asdeporte.com
Edición Claudia Plasencia