10 Consejos para no subir de peso en esta época de tantas delicias en la mesa.

Tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, la mayoría de los corredores, triatletas y atletas en general finalizaron ya la temporada. Algunos estarán comenzando la preparación con miras al próximo año 2019.  Pero se nos atraviesan los días navideños, con todas esas reuniones sociales y familiares en las cuales vamos a disfrutar de ricas comidas y bebidas, ¿quién no ha pensado en todas esas delicias?… Pero algunos también piensan en esos “kilitos de más” que, luego de finalizadas las fiestas, son nuestro martirio para deshacernos de ellos.

¿Es posible no aumentar de peso?, ciertamente ¡SI¡… ¿Es difícil?…, un poco, pero no imposible. Este es el reto que nos presentan los días navideños desde el punto de vista nutricional.  Durante estos días la comida se convierte en un “acto social” más que alimenticio, sin mencionar lo delicioso de los platillos que se sirven para celebrar estas fiestas.

Para ayudarlos en la búsqueda de como controlar un poco el no aumentar de peso en las navidades les propongo diez simples tips que pueden servir para no llegar en enero a comenzar desde cero.

1.- “La cuenta de ahorro” – Balance de ingresos y egresos

Nuestro cuerpo actúa como una entidad bancaria, si depositamos más de lo que gastamos obviamente la cuenta (nuestro cuerpo) “engordará”, por ello les recomiendo controlar las porciones que vayan a consumir. Coman de todo pero con moderación.

2.- Activar algo más que la boca

Dicho de otra manera, si no quieren que las comidas se transformen en esa “llantita” desagradable en su cintura, tienen que mantenerse físicamente activos. Hay que tratar en lo posible de apegarse al plan de ejercicios o, como mínimo, tratar de hacer ejercicio de 30 a 45 minutos, de 4 a 5 veces por semana. Si no tienes plan o andas de viaje, o no cuentas con el equipamiento necesario, al menos trata de caminar con tus amigos, familiares, o sólo si es lo que acostumbras, recuerda, mientras más camines será mejor.

3.- No es sólo lo mucho que comes sino también lo seguido.

Si ya desayunates en casa y a las dos horas vas de visita a donde tu tía, ¡no tienes que desayunar de nuevo! Durante las fiestas navideñas trata de no aumentar la cantidad de veces que comes.

4.- No cambies la receta

Durante estos días se preparan platillos con salsas que tienen algunos ingredientes que aumentan sus calorías excesivamente. Se trata de disfrutar el sabor de las comidas tal y como son, más que de agregarle “más sabor” que, en ocasiones, se convierte en “más calorías”.

5.- Agua, ¡bendita seas!

El agua, además de mantenerte saludable, puede ayudar a crear una sensación de que estás “lleno”, por lo tanto, podrías no comer tanto durante las comidas. Tomar un plato de sopa antes de salir a las comidas también puede ayudar en este mismo sentido.

6.- No permitas que tu estomago se llene tanto como tus ojos

Recomiendo seguir la regla “sólo un plato”. Sabemos que es difícil, no solo por lo variado del menú sino también por lo delicioso del mismo, pero cuando te sirvas, llena el plato si quieres, pero sírvete de una vez todo lo que vayas a consumir, para que estés bien consciente de todo lo que vas a comer. Cuando uno se sirve “poquito” una y otra y otra vez, el “poquito” se convierte en mucho más de lo que pensabas comer.

7.- “Recarga el tanque” antes de salir

Come algún bocadillo antes de salir a la fiesta, así evitarás llegar hambriento a devorar el menú. El mismo principio debes aplicarlo cuando vayas de compras al supermercado.

8.- Si quieres improvisar, mejor hazlo cantando que comiendo

Antes de salir a una comida visualiza que te estás sirviendo moderadamente. De esta manera evitarás improvisar a la hora de comer y quedar a la merced de tus antojos.

9.- Puedes “engañar” a tu estómago

Es bueno tener a mano goma de mascar, sin azúcar. Mientras masticas algo puedes mantener al estomago distraído mientras pasa la “crisis” de hambre.

10.- Mejor abre más tu alma que tu estómago

En términos de alimentación, algunas veces tendemos a sustituir el placer de la interacción social por el placer de comer o beber en exceso. En lugar de quedarte pegado a la mesa o a la barra, platica más con tus amigos y familiares, con la vida tan agitada en las grandes ciudades a veces tenemos poco tiempo para ver y compartir con nuestros familiares. Aprovecha las fiestas para verlos y compartir el momento.

En todo caso, pienso que el verdadero sentido de la Navidad se trata de reunirse con la familia y amigos, compartir momentos gratos, y disfrutar de esto más allá de lo que se sirva en las mesas.

¡¡¡A todos les deseamos una feliz Navidad y un próspero y exitoso 2019!!!

Por Diógenes Estéves para: www.asdeporte.com

COMPARTIR