Cómo comer antojitos mexicanos sin subir de peso

Llegó septiembre, el mes más mexicano de todos y el principio del fin de año. Nos despertamos de pronto con un aire patriota y ganas de comer todos los “antojitos” que se preparan en estas fiestas y que a veces hemos tratado de evitar comer durante el año. No está mal, al contrario. Solo es importante recordar una lección de matemática simple: si comes más calorías de las que gastas subirás de peso.

Y como sabemos que ustedes no quieren eso, les damos aquí algunas recomendaciones para prevenir. Ustedes tendrán que decidir que sí y que no comer, porque claro, no se puede todo.

  • Evitar la crema lo más posible (es pura grasa que no la necesitas).
  • Poner poco queso a los alimentos y preferir el queso panela o el oaxaca.
  • Evitar freir los alimentos o elegir los que no tengan grasa (un tlacoyo o una quesadilla asada en lugar de frita; totopos o tostadas sin grasa).
  • No “bañar” de manera exagerada de moles o jarabes dulces los alimentos.
  • No acompañarlos de pan, bolillo, tortillas, frijoles refritos ni arroz.
  • Elegir platillos con pollo hervido, carne de cerdo o res sin grasa o queso blanco. Evitar las papas, chorizo, queso fundido o carnes con grasa visible.
  • Evitar al máximo el consumo de azúcar y alcohol. Preferible beber agua sola.
  • Recuerda que el postre es para quienes comen moderado.
  • Evitar al máximo las botanas.

Durante las fiestas también tendrás que ser mas estricto que nunca con tu rutina de ejercicio. Acuérdate que sólo puedes ingerir calorías de más si ya las gastaste. Eso quiere decir: “el gimnasio va antes del pozole”. También tienes que dormir bien. Los metabolismos descansados pueden lidiar mejor con los excesos que los que no han dormido. Y recuerda evitar fumar, eso siempre.

Con estas recomendaciones podrás salir bien librado de las fiestas y que tu ropa siga siendo tu talla.

Sabes…

¿Cuántas calorías hay en un kilo de grasa y cuánto tarda el cuerpo en utilizarlas como energía?

Un kilo de grasa corporal son 7,000 calorías que consumiste y no utilizaste como fuente de energía. Sí, ¡7,000! Para “quemarlas” tendrías que hacer entre 12 y 18 horas de ejercicio cardiovascular. Como referencia, una persona de 70 kilos gasta: 320 calorías caminando a paso normal, 490 en spinning y 950 calorías en carrera a velocidad moderada.

Boletín Nutrición en Movimiento – Septiembre 2018

COMPARTIR