Cuando decimos que el triatlón cambia vidas no es solo una “frase bonita”, sino una realidad. Hace poco, un amigo me compartió una nota sobre Tim Ford, un joven australiano que de pesar 120 kg se convirtió en triatleta, campeón en su categoría y entrenador.

Tim Ford platica que, en 2010 (hace ya 8 años), un amigo lo inscribió para hacer su primer triatlón. Antes de la competencia le dio neumonía y después de algunos estudios los médicos le dijeron que estaban preocupados porque su corazón estaba “agrandado”. Después de varios exámenes resultó que tenía la presión y el colesterol altos, 120 kilos de peso y tan sólo 24 años de edad.

Tim se repuso de la neumonía y sin buscar pretextos hizo su primer triatlón. Le tomó 4 horas y 5 minutos completar la distancia Olímpica de 1,500 m de natación, 40 km de ciclismo y 10 km de carrera, “es una de las cosas más duras que he hecho en mi vida”,- comentó Tim. Y, pese a que le costó mucho esfuerzo terminarlo, el triatlón le gustó, por lo que decidió seguir practicándolo.

Desde entonces hasta ahora Tim no solo ha hecho más triatlones de los que se pudiera imaginar, en el proceso logró perder más de 45 kg de peso, y sin dietas “milagro”, ni pastillas, ni equipo sofisticado ni nada de eso. Simplemente trabajando duro para rodar bici mejor y más rápido, aprendió a correr, mejoró su natación y también cuidó su nutrición.

Ford comenta: “El entrenamiento me ha acercado más a mi familia, me ha ayudado a hacer nuevos e increíbles amigos, he viajado a diferentes lugares del mundo con mi esposa, y he hecho cosas maravillosas que nunca imaginé hacer.”

“Este deporte me devolvió mi vida”

Además, Tim ha corrido medios maratones y maratones completos, ha ganado muchas veces su categoría por edad en diversos triatlones y clasificó para el Campeonato Mundial IRONMAN 70.3 en 2016.

El exitoso atleta es también Licenciado en Derecho y se convirtió en entrenador porque los mismos triatletas empezaron a pedirle consejos. Tim se preparó como entrenador y actualmente forma parte del selecto equipo de entrenadores de triatlón de Chris McComarck (quien fuera Campeón Mundial de Triatlón en 1997 y Campeón Mundial Ironman en 2007 y 2010).

Tim se ha enfocado en entrenar principiantes porque conoce perfectamente cuál es el proceso de ser el competidor más lento al más rápido de la categoría. Ellos se identifican muy bien con Tim quien comenta: “Entiendo exactamente lo que sienten mis atletas cuando están sufriendo, cuando se sienten demasiado pesados para correr o en muy mala condición física para subirse a una bicicleta, o bien, lo infelices que se sienten con su cuerpo como para vestir un traje de baño y nadar en una alberca”. También entrena atletas con nivel más avanzado y mayor experiencia, y todos por igual le tienen mucha confianza.

Todos sus atletas sobrepasan sus espectativas al completar eventos que no creían posible hacer, desde triatlones sprint, olímpicos, Ironman 70.3, Ironman completos, maratones, medios maratones y cualquier otra distancia.

“Al final del día, creo que es importante reconocer que no lo sé todo acerca del triatlón. Aprendo nuevas cosas todo el tiempo. Me enorgullezco de trabajar con mis atletas colaborando para sacar lo mejor de cada uno de ellos.”

Y añade: “Yo era, literalmente, el atleta más lento y tuve que trabajar muy duro y por mucho tiempo para llegar al nivel que tengo ahora. No creo que soy un buen entrenador porque soy un atleta rápido. Creo que soy un buen entrenador porque he vivido cada paso de este viaje desde ser incapáz de correr hasta ganar competencias”.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com
Fuentes:
www.planetatriatlon.com
www.oztriathlete.com
www.maccax.com

COMPARTIR