Las mujeres somos increíbles, nos gusta reír, divertirnos, entrenar y echarle ganas a todo lo que hacemos. Nos gusta bailar, cantar y emocionarnos con todo, cooperar con todos, queremos resolverlo todo (hasta en los asuntos que no son nuestros) y cuando alguna tiene un problema tratamos de ayudarla entre todas. Somos muy solidarias.

Pero, lamentablemente, no todas pueden desarrollarse plenamente como mujeres. Existen millones de niñas y mujeres que no tienen acceso a la educación, alimentación, libertad, son humilladas y abusadas sexualmente en todo el mundo. En México, por ejemplo, 1 de cada 3 mujeres han sufrido abuso sexual, y 7 niñas y mujeres mueren diariamente siendo éste el promedio más alto de feminicidios en toda América. El Día Internacional de la Mujer fue creado para celebrar los logros alcanzados y para recordar y trabajar lo mucho que falta hacer.

Antecedentes

La lucha de la mujer por la igualdad de derechos humanos empezó hace siglos. En 1798, en la Revolución Francesa, las mujeres exigían “libertad, igualdad y fraternidad”. En 1893, Nueva Zelanda fue el primer país en otorgar el derecho al voto a las mujeres. A principios del Siglo XX su participación en el mercado laboral empezó a crecer en Inglaterra, Alemania, Francia, Bélgica, Estados Unidos y Rusia. Pero las mujeres percibían salarios inferiores a los hombres y sus jornadas de trabajo eran mucho más largas (12 horas o más). El 8 de marzo de 1908 las trabajadoras de la fábrica textil “Cotton” en Nueva York se declararon en “huelga” encerrándose en la fábrica para reclamar la reducción de la jornada laboral a 10 horas y el derecho al descanso dominical. El dueño incendió el edificio para obligarlas a salir y provocó la muerte de 129 obreras.

Este incidente fue el inicio de la lucha feminista en América, se realizaron jornadas de reflexión haciendo campaña por el sufragio femenino y en contra de la esclavitud sexual. La primera fue el 3 de mayo del mismo año en Chicago, EUA, llamada “Women’s Day” (Día de la Mujer). En 1910 se llevó acabo la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas en Copenhague, Dinamarca en donde las delegadas estadounidenses, apoyadas por Clara Zetkin, propusieron establecer el “Día Internacional de la Mujer”. El primero se celebró el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, después sería instituido el 8 de marzo. En 1917 las mujeres de San Petersburgo, Rusia, se manifestaron apoyadas por trabajadores y estudiantes. Ese mismo año el Zar abdicó y el Gobierno Provisional les otorgó el derecho al voto.

A partir de entonces otros países se fueron sumando a la celebración. México lo hizo en 1935 gracias a las mujeres del Partido Nacional Revolucionario, PNR (hoy PRI) y al Partido Comunista, y fue hasta 1962 que se permitió votar a las mujeres mexicanas. En 1975 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró oficial el Día Internacional de la Mujer.

ONU Mujeres

Durante muchos años la ONU enfrentó grandes desafíos en la lucha por la promoción de la igualdad de género en todo el mundo, y se dio cuenta que el problema era tan grande e importante de resolver que el 10 de julio del 2010 creó ONU Mujeres, la entidad dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Su objetivo principal es lograr que todas las mujeres y niñas tengan las mismas oportunidades y los mismos derechos para el 2030.

Los números a vencer para el 2030

Cada año ONU Mujeres elige un tema para enfocar sus actividades, este año es: “Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio”.

Pues bien, para alcanzar la igualdad de género: “Por un planeta 50-50 para el 2030” hay muchos números que tenemos que revertir:

* Más de 800 mujeres mueren cada día por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y parto, y el 99% de los casos se presenta en nuestros países en vías de desarrollo.

* En América Latina mueren 12 mujeres al día víctimas de violencia feminicida, y 7 de ellas MUEREN EN MÉXICO, es decir, más del 50% de los feminicidios ocurren en nuestro país. Pese a que se ha tipificado como delito y a los movimientos sociales por la igualdad de género como “Ni una menos” y “La Primavera Violeta”, entre otros, la violencia persiste debido a la permanente impunidad y al clima de permisividad social en nuestros países. Asesinar a una mujer en México es prácticamente gratis, solo el 10% de los casos ha recibido sentencia condenatoria.

* 740 Millones de mujeres trabajan en la economía informal, con acceso limitado a la protección social, servicios públicos e infraestructura. Si fueran incluidas en la economía formal tendrían acceso a estos recursos e incrementarían la productividad en las empresas.

* Además de trabajar, las mujeres prestan cuidados y realizan tareas NO remunerados 2.6 veces más que los hombres, y solamente un 41% de las madres de todo el mundo reciben prestaciones de maternidad.

* Una de cada 3 mujeres corre el riesgo de sufrir violencia en algún momento de su vida y, sin embargo, los servicios públicos, la planificación urbana y los sistemas de transporte rara vez se organizan teniendo en cuenta la seguridad y movilidad de ellas.

* En todo el mundo, el salario de las mujeres es 24% menos que el de los hombres. Pese a todos los esfuerzos que desde hace años se han hecho.

* Pese a que más de 140 países garantizan la igualdad de género en su Constitución la desigualdad en las mujeres existe, de manera directa o indirecta a través de leyes, políticas, estereotipos y prácticas sociales.

* Sólo un 30% de los investigadores son mujeres, en ciencias naturales, ingenierías, tecnología, medicina y salud, ciencias agrarias, sociales y humanidades.

* Hay un 35% más de probabilidades de alcanzar una paz duradera cuando las mujeres participan en el proceso. Es una realidad, los estudios demuestran que las mujeres son vitales para una paz perdurable. Sin embargo y en gran medida, las mujeres están ausentes en las negociaciones de paz.

* Más de 62 MILLONES DE NIÑAS en el mundo NO VAN A LA ESCUELA. Y si esta tendencia continua, nunca vamos a llegar al objetivo. Una persona analfabeta es mucho más fácil de manipular y ser engañada, solo conoce lo que le dicen, lo que escucha, no puede leer ni tener criterio para discernir. En México, pese a que desde 1691 Sor Juana Inés de la Cruz defendió el derecho de las mujeres a la educación, miles de niñas no asisten a la escuela y son obligadas a trabajar desde pequeñas.

En Afganistan y Paquistan donde los Talibanes se han apoderado de gran parte de la región, las niñas tienen prohibido asistir a la escuela después de los 8 años de edad. La educación es exclusiva para los varones, las mujeres solo sirven para tener hijos, y se ejecutan a diario actos terribles contra ellas. Malala Yousafzai lo vivió. La niña paquistaní estudiaba en la misma escuela que su papá dirigía. Inició un blog en pro de la educación de las niñas y en 2012 los talibanes trataron de silenciarla a tiros cuando regresaba de la escuela. Gracias a Dios, no lograron apagar su voz. En 2014 se convirtió en la mujer más joven en ganar el Premio Nobel de la Paz a los 17 años de edad. Con el accidente, ella y su familia fueron rescatados de Pakistán y actualmente estudia en la Edgbaston High School, Inglaterra. Además, se ha creado la Fundación Malala cuyo objetivo principal es brindar la oportunidad a todas las niñas de completar como mínimo 12 años de educación de calidad y a salvo. Posibilidades de ayudar a educar existen, solo hay que buscarlas y hacerlas.

* 650 Millones de niñas y mujeres que viven en el mundo estaban casadas antes de los 18 años de edad, y de éstas 250 millones contrajeron matrimonio antes de los 15 años. El matrimonio infantil persiste pese a ser un delito en algunos países. El problema es terrible en África subsahariana donde el 38% de las niñas han sido obligadas a casarse durante su infancia. ¿Es posible eliminarlo? SÍ, en la última década se han evitado 25 millones de matrimonios infantiles gracias a los avances realizados pero tenemos que acelerar el progreso, de lo contrario de aquí al 2030 más de 150 millones de niñas se habrán casado antes de cumplir los 18 años.

* 200 Millones de mujeres y niñas, de entre los 15 y 49 años de edad, han sido sometidas a la Mutilación Genital Femenina (MGF). Esta es una práctica que se realiza a mujeres y niñas para alterar o lesionar sus órganos genitales por razones no médicas. Es una “acto social” que se realiza en lugares con una profunda desigualdad de género. Se practica en mínimo 30 países y de esos 200 millones la mitad viven en 3 países: Egipto, Etiopía e Inonesia. A menos que se aceleren las acciones hasta ahora tomadas para poner fin a este flagelo 68 millones de niñas habrán sido afectadas para el 2030.

* Cada año, cerca de 1 millón de mujeres contraen la infección por el VIH y solo la mitad de ellas tienen acceso a los tratamientos que pueden salvar sus vidas. Las mujeres jóvenes representan el 12% de la población mundial, pero comprenden el 59% de las nuevas infecciones con VIH. Por lo que, actualmente, el sida es la principal causa de muerte en todo el mundo para mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 19 años de edad.

Sí, el reto a vencer es ENORME, y podría parecer que no podemos hacer nada desde aquí. Pero todas podemos hacer algo. Empecemos por nuestras familias, educar a nuestros hijos, niños y niñas, a ayudar en las labores de la casa, todos vivimos en ella y todos podemos ayudar. Enseñen a respetar a las mujeres y a sus mayores, el respeto es base de cualquier relación sana y en paz. Podemos enseñar a leer y escribir a tantas niñas y mujeres que están cerca de nosotros, recuerda que la educación es el arma más poderosa, como decía Nelson Mandela. Aprendamos a compartir lo que tenemos con quien más lo necesita. Defender nuestros derechos como mujeres y levantar la voz cuando veamos que no son tomados en cuenta.

Hombres y mujeres apoyemos la igualdad de género, después de todo, la vida no es una competencia de sexos, sino una convivencia entre seres humanos, todos compartiendo un mismo espacio, trabajando en equipo, apoyándose unos y otros para disfrutar y complementar mejor la vida que Dios nos ha dado.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

COMPARTIR