Jorgensen Campeona del Triatlón Olímpico. Claudia Rivas llega en 9o. lugar

Impresionante la batalla librada entre Gwen Jorgensen de EUA y Nicola Spirig de Suiza, Campeona Olímpica en Londres 2012, por la medalla de oro del Trialón Olímpico Femenino. Mientras la mexicana Claudia Rivas se coloca entre las 10 mejores triatletas de Río 2016.

El triatlón dio inicio en punto de las 11:00 a.m., hora local de Río de Janeiro, en la hermosa playa de Copacavana, con los 1,500 metros de natación. Había mucho oleaje y, pasando la primera boya, el grupo comenzó a alargarse un poco. A la cabeza iba la española Carolina Routier seguida de la brasileña Pamela Oliveira, la neozelandesa Andrea Hewitt, Katie Zaferes de Estados Unidos y muy cerca también Flora Duffy de Bermudas y CLAUDIA RIVAS de México.

Pese a que Routier y las demás salieron primero del mar, tan solo 10 segundos después estaban corriendo también hacia la transición las grandes favoritas: Non Stanford de Gran Bretaña, Gwen Jorgensen de Estados Unidos, Helen Jenkins de Gran Bretaña, Sarah True de Estados Unidos, Nicola Spirig de Suiza, Vicky Holland de Gran Bretaña, Erin Densham de Australia, Lisa Norden de Suecia, Barbara Riveros de Chile y Rahel Klamer de Holanda. Así se subieron a la bicicleta y empezaron a rodar en éste primer pelotón.

El ciclismo, al igual que fue para los hombres, eran 40 km de distancia en un circuito de 5 km, es decir, 8 vueltas a dicho circuito. Para la primera vuelta estaban al frente del grupo las británicas Non Stanford y Vicky Holland, trabajando con Nicola Spirig y Flora Dutfy, pero para la segunda vuelta la estadounidense Jorgensen se acercó al frente del grupo. Las siguientes vueltas Spirig, campeona Olímpica en Londres 2012, se colocó como líder e hizo algunos movimientos para ver si lograba organizar alguna fuga con el grupo, pero el grupo simplemente se le pegaba a rueda y no la dejaba sacar ventaja. Spirig se mantuvo firme al frente imponiendo un fuerte ritmo en la bicicleta. Entre quienes la seguían se mantenía la mexicana Claudia Rivas.

Spirig comentaría después: “Me sentí muy bien en la bici, hice mucho trabajo de ciclismo así es que me sentía muy fuerte. Hubiera sido bueno haber logrado algún rompimiento. Mi meta era cansar a todas, por eso fue que aceleraba en ciertos momentos para romper el paso y todas tuvieran que trabajar. Quería que se bajaran de la bicicleta con las piernas cansadas y creo que lo logré”.

Cuando se bajaron de la bicicleta la transición fue super rápida y en menos de lo que uno piensa Jurgensen seguida de Spirig se habían colocado a la cabeza en los 10 km de carrera. Un par de metros atrás corrían las británicas Stanford y Holland, la chilena Bárbara Riveros y la medallista de bronce de Beijing 2008, la australiana Emma Moffat, y unos metros atrás la mexicana Claudia Rivas y la neozelandesa Andrea Hewitt. Así pasaron por la transición después de la primera vuelta de 4 que comprendía el recorrido de carrera pedestre. En esta primera vuelta, Rivas estaba ubicada en 6a. posición a 25 segundos de la líder Jurgensen.

Poco a poco, Spirig y Jurgensen apretaron más el paso, lo que las separó más de quienes venían atrás pelenado por la medalla de bronce, en donde se mantenían las británicas Holland y Stanford, Riveros y Moffat. Para la tercera vuelta Spirig era quien iba corriendo adelante y Jorgensen la seguía. La suiza trató de hacer algunos movimientos para separarse de la estadounidense, se iba a un lado y hacia otro y Jergensen simplemente la seguía a donde iba. Pero para la 4a. y última vuelta todas empezaron a apretar el paso. Jorgensen aceleró de tal manera, que logró empezar a separarse de Spirig, quien, por más que hizo, no logró darle alcance. Mientras atrás de ella, las británicas aceleraron el paso logrando separarse de Riveros quien corrió también más rápido. Finalmente, Jorgensen se dio cuenta de que había aventajado a Spirig lo suficiente para coronarse como la Campeona Olímpica de Río 2016 y cruzó la meta super emocionada, con lágrimas en los ojos y una gran sonrisa, lo había logrado.

Gwen Jorgensen terminó el triatlón Olímpico en 1:56:16 h, la medalla de plata fue para la suiza Nicola Spirig en 1:56:56 h., y la medalla de bronce fue para la británica Vicky Holland en 1:57:01 h., y, a tan solo 3 segundos después entró su compañera Non Stanford en 1:57:04 h., ambas inglesas hicieron muy buen trabajo en equipo rodando y corriendo.

En 5a. posición entró la chilena Bárbara Riveros, en un tiempo total de 1:57:29 h, quien corrió en 35:21 minutos, una gran carrera para ella y se colocó como la mejor atleta latinoamericana en esta prueba. El 6o. lugar fue para Emma Moffatt de Australia (1:57:55 h), seguida de la neozelandesa Andrea Hewitt (1:58:15), luego llegó Flora Duffy de Bermudas en 8a. posición (1:58:25 h), y, en un muy honorable 9o. lugar llegó la mexicana CLAUDIA RIVAS, en 1:58:28h. Rivas se desplomó al cruzar la meta, quedando claro que dio todo su mejor esfuerzo en esta importante competencia.

Por su parte, Cecilia Pérez, la segunda mexicana del equipo, llegó en 33a. posición con un tiempo total de 2:02:47 min. Muy bien también por ella.

La estadounidense Gwen Jorgensen demostró que es la mejor triatleta del mundo en estos momentos, y que sabe correr como ninguna. Se reservó hasta el final y corrió los 10 km en 34:09 min., (lo que equivale a un paso promedio de 3 min. con 24 seg. por km), siendo éste el mejor parcial de carrera en esta competencia.

Esta ha sido, sin duda, la mejor actuación de los triatletas mexicanos en Juegos Olímpicos. Asdeporte y todos los triatletas de México les extendemos nuestras más sinceras felicitaciones.

Consulta los RESULTADOS completos AQUÍ…

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

COMPARTIR