Kipchoge corrió el Maratón más rápido de la historia

El keniata estuvo a punto de romper las 2 horas en la maratón.

El pasado sábado 6 de mayo NIKE se propuso probar si era posible correr un Maratón por debajo de las 2 horas. Para ello organizó una prueba buenísima, totalmente científica y bien planificada, que nombró como Breaking 2. Invitó a los 3 corredores de distancia más rápidos del momento:
* Eliud Kipchoge, de Kenia, Campeón Olímpico en Río 2016 y con una marca personal de 2:03:05 h (la tercer mejor del mundo).
* Lelisa Desisa, de Etiopía, con 27 años es el más jóven del proyecto Breaking 2. Ha sido dos veces ganador del Maratón de Bostón y con marca personal de 2:04:45 en el Maratón de Dubai.
* Zersenay Tadese, de Eritrea, plusmarquista mundial del Medio Maratón, tiene el Record Mundial en los 21 km en 58:23 min, en la Media Maratón de Lisboa el 21 de marzo del 2010.

Y, además de estas estrellas, Nike seleccionó 24 atletas de primer nivel, especialistas en velocidad, para funcionar como “liebres” o “rabbits” (los famosos “pacers”), entre los que destacaban, por mencionar algunos, el keniata (nacionalizado después estadounidense), Bernard Lagat, de 42 años, especialista en los 1,500 metros, los africanos Selemon Brega (17 años) y Stephen Sambu, Sam Chelanga, Andrew Bumbalough y Chris Derrick, entre otros.

Breaking2_runnersEl lugar elegido fue el Autódromo de Fórmula 1 de Monza, en Milán, Italia, con un circuito de 2.405 km, al cual los atletas tendrían que dar un poco más de 17.5 vueltas para completar los 42.195 km del maratón. Correrían 6 liebres todo el tiempo, mismas que se estarían rotando de tres en tres a partir de la primera vuelta y media, de modo que los tres protagonistas tuvieran todo el tiempo “liebres frescas” que los estuvieran jalando continuamente. El circuito fue avalado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF – International Association of Athletics Federations), tuvo el control de los jueces de la Federación Italiana de Atletismo y se realizaron las pruebas antidopaje a los tres atletas.

Todo el equipo llegó desde el 1o, de mayo a Milán y estuvieron trabajando en el autódromo de Monza para que el circuito y todos los detalles de la prueba estuvieran perfectamente listos. Además y por supuesto, los zapatos especiales para esta prueba no podían faltar, y Nike diseñó las controvertidas zapatillas Zoom Vaporfly Elite, que probaron ser muy rápidas.

La prueba inició a las 5:45 a.m. de la mañana, con una temperatura de 10°C, el viento prácticamente nulo y el cielo cubierto; condiciones ideales para correr un maratón.

Ahora bien, para poder correr en 2 horas el maratón había que sostener un paso de 2 min. 51 segundos por kilómetro, algo nada sencillo para nosotros los simples mortales pero muy posible para estos super corredores. A 5 metros de distancia delante de los corredores iba un auto con una enorme pantalla que, además de mostrar el tiempo de carrera frenaba un poco el viento. Y al lado otro automóvil con un brzo mecánico que sostenía una cámara y detrás otro automóvil especial con un par de gradas para los fotógrafos. Además, cada cierto tiempo había asistencia que les ofrecía bebidas especiales desde la cunmeta, mientras dos entrenadores les seguían en bicicletas eléctricas asesorando y animado a los rabbits.

Breaking2_parciales_KipchogeLos primeros 5 km los pasaron en 14:14 min, el 10 km en 28:21 min., esto es, a un paso de 2 min. 50 segundos (6 segundos abajo del parcial planeado). Los 15 km en 42:35, los 20 km en 56:49. Pasaron el Medio Maratón (21.0975 km) en 59:57, hasta aquí iban 5 segundos más rápido de lo programado. Sin embargo,  quienes hemos corrido maratón sabemos que la segunda mitad del maratón suele ser diferente.

Pasaron el kilómetro 30 en 1:25:20 h, un segundo arriba del tiempo requerido y tan sólo quedaba Kipchoge y las libres. El 35 lo pasaron en 1:39:37 h, (5 segundos arriba del tiempo), alcanzando el kilómetro 40 en 1:54:04 Faltaban los 2 kilómetros más dífíciles de un maratón. Pese a que el tiempo ya no daba para bajar de las 2 horas, el keniata y las liebres nunca se dieron por vencidos, siguieron corriendo lo más rápido que podían hasta dejar solo al líder en la última recta. Kipchoge finalizó los 42.195 km en 2 horas y 25 segundos, batiendo el record actual del maratón por 2 minutos y 27 segundos.

Por su parte, Tadese terminaría en 2:06:51 mientras Desisa finalizó en 2:14:10

Breaking2_Kipchoge_winAl final, el ganador keniata comentó: “Estoy contento de haber reducido el récord del mundo en dos minutos y medio. El muro está apenas a 25 segundos. Estoy trepando el árbol. He subido a una rama y voy hacia la siguiente. Este no es el final del intento de los corredores de llegar a las dos horas”.

Este tiempo, pese a ser los 42.195 km más rápidos de la historia, no puede ser considerado como Record del mundo, debido a que contó con todo tipo de ayuda que no está permitida dentro del Reglamento de la IAAF, como fue el cambio constante de liebres, el coche guía tan próximo, la hidratación que se llevaba directamente a las liebre y atletas. De acuerdo con el artículo 144 del Reglamento de la IAAF: “Los ejemplos siguientes se consideran asistencia y, por lo tanto, no se permitirán: a) marcar el paso en carreras por personas que no sean participantes de la misma carrera, por atletas doblados o a punto de ser doblados o por cualquier clase de aparato técnico (diferentes de los autorizados en el Artículo 144.4

Evolucion_Record_MaratonPor lo anterior, el Record Mundial Oficial de maratón hasta el día de hoy pertenece al keniata Dennis Kipruto Kimetto y es de: 2:02:57 h, y fue establecido en el Maratón de Berlín el 28 de septiembre del 2014.

El mejor tiempo de Eliud Kipchoge, reconocido oficialmente, era de 2:03:05 h, con el que ganó el Maratón de Londres el 24 de abril del 2016. Y el segundo mejor tiempo reconocido de manera oficial es de 2:03:03 que corrió Kenenisa Bekele para ganar el Maratón de Berlín el 25 de septiembre del 2016.

Aunque la prueba Breaking2  de Nike no haya logrado batir las 2 horas, como lo habían planeado, habrá que reconocer que éste proyecto fue una excelente idea, una prueba que todos teníamos ganas de que sucediera. Y pese a que este tiempo de 2 horas y 25 segundos no puede ser reconocido como un record oficial por no tener las condiciones establecidas para un maratón “oficial”, definitivamente Kipchoge probó que SÍ es posible que un ser humano logre correr, algún día, un maratón por debajo de las 2 horas.

Por cierto, un dato muy curioso, un 6 de mayo pero de 1954, el británico Roger Bannister se convirtió en el primer hombre en la historia en correr UNA MILLA en 3:59.4 minutos, (1 milla = 1,6093 km), rompiendo así la barrera de los 4 minutos, algo que, en ese entonces parecía imposible.  Hoy, 63 años después, la ciencia, tecnología y fisiología aplicadas al deporte se han desarrollado de una manera increíble, por lo que me atrevería a preguntar: ¿qué nuevos retos estaremos plantéandonos para el futuro?

Como decía Nelson Mandela: “Todo parece imposible hasta que alguien lo hace”.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

VíaClaudia Plasencia
COMPARTIR