La rarámuri María Lorena Ramirez vuelve a triunfar en una competencia de ultra-distancia de talla internacional. En esta ocasión fue en la prueba reina del ultramaratón conocida como la Cajamar Tenerife Bluetrail, competencia que cruza la Isla de Tenerife, de sur a norte, empezando desde la cota cero en la Playa de Fañabé, ubicada en Adeje, asciende hasta los 3,555 metros de altura en donde alcanza la cima El Teide, para descender y terminar en la  Playa Martíanez de Puerto de la Cruz. Tiene 102 km de recorrido entre senderos, pista y una pequeña parte de asfalto.

La competencia arrancó a las 23:30 horas del viernes 8 de junio en la Playa de Fañabé, para terminar el sábado 9 en Playa Martiánez. Compitieron 2,400 corredores de 38 países, destacando la actuación de los hermanos Ramirez, rarámuris de la Sierra de Chihuahua en México.

El primer mexicano en cruzar la meta fue Mario Ramírez, hermano de Ma. Lorena, quien fuinalizó en 16:31:20 horas en la 22a posición general. Después llegó Ma. Lorena Ramirez quien terminó los 102 km en 20:11:37 horas, siendo la tercera mujer en su categoría Senior (18-39 años), y la quinta mejor de todas las mujeres. La rarámuri corrió, como siempre, en su vestido y huaraches tradicionales. Mientras que su hermana menor, la pequeña Juana Ramirez, corrió el trail de 67 km llegando en la posición 15a de la categoría femenina.

Lorena fue invitada a participar por los mismos organizadores de la Tenerife Bluetrail después de que ganara los 50 km de Tlatlauquitepec, Puebla en 2017.

La fuerza y perseverancia de estos atletas sin ninguna tecnología ni entrenamientos formales, es, sencillamente, increíble. Pero, ¿qué hace tan fuertes a los rarámuris?

La fuerza y resistencia de los rarámuris

Los tarahumaras son un pueblo nativo de México asentado en la Sierra Madre Occidental del estado de Chihuahua. La palabra “tarahumara” es la castellanización de la palabra “rarámuri”, que según el historiador Luis Alberto González Rodríguez, etimológicamente proviene de “rara”= pie y “muri” = correr, y significa “pie-corredor”, y en un sentido más amplio quiere decir “los de los pies ligeros”, haciendo alusión a su tradición más antigua: correr.

Aislados en uno de los terrenos más salvajes de América del Norte, los solitarios indios tarahumara han practicado durante siglos técnicas que les permiten correr cientos de kilómetros sin descansar con simplemente hacer sus tareas diarias, donde necesitan transladarse de uno a otro lugar a pie y distancias largas. Ellos disfrutan realmente correr, y su talento sobrehumano va a la par de su maravillosa salud y serenidad, increíblemente inmunes a las enfermedades de la vida moderna.

Los rarámuris son por excelencia corredores de ultra-distancia, y han sido la admiración de muchos corredores, entrenadores y público en general en todo el mundo. El ultramaratonista estadounidense, escritor y periodista, Christopher McDougall ha estudiado tanto a los rarámuris que escribió el libro: “Born to Run” (“Nacidos para correr”), en donde trata de entender la increíble habilidad de estos indígenas para correr distancias extremadamente largas a un muy buen ritmo.

Hace un año, precisamente, cuando María Lorena Ramirez ganó el Ultra Trail Cerro Rojo en Puebla, escribimos un artículo en donde hablamos de las características que hacen tan buenos a los rarámuris para correr, quizá te pueda interesar: “Nacidos para correr, el secreto de los Tarahumaras”

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

VíaClaudia Plasencia
COMPARTIR