Con 123 años de carrera ininterrumpida, el “mítico” Maratón de Boston sobresale en su género y no solo ha pasado a ser parte de la historia sino que ES, justamente, el maratón que INICIA la historia de los maratones en las ciudades de nuestra Era Moderna. Es el primer maratón que se corre en una ciudad y en donde han sucedido cientos de primeras cosas y miles de historias.

Si eres corredor seguro has escuchado hablar del Maratón de Boston; y como puedes imaginar, con tantos años de historia y siendo el evento que empezó a “abrir camino” para los demás maratones, tiene muchas cosas interesantes:

  • Boston es el maratón anual más antiguo del mundo y el único en realizarse de manera ininterrumpida cada año desde 1897. Este año celebró su edición 123°
  • Fue el primer maratón donde se creó la categoría especial para silla de ruedas.
  • La primera mujer que corrió un maratón lo hizo en Boston en 1966. (Aunque no tuvo reconocimiento “oficial” puesto que, en ese entonces, las mujeres NO tenían permitido correr maratón.)
  • Fue primer maratón que permitió correr a las mujeres de manera oficial en 1972.
  • Y ha sido el único maratón de ciudad en el mundo que definió tiempos límite para poder calificar y correr en él. (Generalmente los eventos que requieren calificación son campeonatos mundiales, Juegos Olímpicos, Panamericanos, etc.)

Pero, ¿cómo surgió el Maratón de Boston?

Para hablar del Maratón de Boston tenemos que empezar por la Boston Athletic Association (B.A.A.) (Asociación de Atletismo de Boston), uno de los clubes de atletismo más antiguos de los Estados Unidos. Fundada en marzo de 1887 por aficionados del deporte, empresarios y políticos de la época, organizó su primera competencia de pista y campo en 1890 y eligió el “mítico unicornio” como su símbolo, el cual permanece hasta nuestros días en las medallas del famoso maratón.

Para cuando el Barón Pierre de Coubertin inaugura los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna en Atenas 1896, donde se incluye la carrera de “Maratón” como la prueba más larga del programa de Atletismo, la mitad del Equipo Olímpico de los Estados Unidos estaba compuesta por miembros de la B.A.A. El director de éste primer equipo, John Graham, miembro de la B.A.A., quedó extasiado por el espíritu y la magia del primer Maratón Olímpico de Atenas 1896, por lo que pensó en organizar un maratón en el área de Boston. Con la ayuda del empresario Herbert H. Holton, estuvieron considerando varios recorridos hasta decidirse por uno de 39.5 km medidos entre el poblado de Ashland, como punto de partida en las afueras de Boston, y el Irvington Oval como lugar de llegada en Boston. El primer “Maratón de Boston”, como se le conocería después, se realizó el 19 de abril de 1897 con la participación de 15 valientes corredores hombres, siendo solo 10 los finalizantes. John J. McDermott, representante del Club de Atletismo Pastime de Nueva York, se convirtió en el primer ganador del Maratón de Boston con un tiempo de 2:55:10 h, escribiendo así su nombre en la historia del maratón anual más antiguo del mundo.

 

Salida Primer Maratón de Boston

 

¿Por qué se corre en el Día del Patriota?

Desde su creación y conocida también como la “Carrera hacia Boston”, empezó a realizarse cada año como parte de la celebración del Día del Patriota el 19 de abril, fiesta que conmemora el inicio de la Guerra Revolucionaria y reconocida entonces solo en los estados de Massachusets y Maine. A partir de 1969 este día se celebra el tercer lunes de abril y ese lunes se corre también el maratón. Curiosamente, el último campeón en un día no-lunes fue Amby Burfoot, quien era el entonces editor de la Revista Runner´s World. Burfoot, corrió en 2:22:17 h, un viernes 19 de abril de 1968.

 

Maratón de Boston

Distancia oficial: 42.195 km (26.2 Millas)

En 1924, el recorrido en Boston fue establecido en 42.195 km como la distancia estandarizada del Maratón Olímpico, y la línea de salida fue movida de Ashland al poblado de Hopkinton. Desde entonces, el maratón sigue saliendo en Hopkinton y llegando al centro de Boston.

Primera mujer que corrió un maratón y primer maratón que permitió correr a las mujeres

Hasta 1966 se pensaba que las mujeres no podían correr casi nada. La distancia más larga para mujeres de acuerdo a la Amateur Athletic Union (AAU), era de 1 y media millas (2.41 km). Pero en 1966 Roberta Gibb rompió las reglas y marcó el inicio de la participación femenina en las carreras de larga distancia.

Nacida en 1942 en Cambrigde, Massachusetts, Bobbi Gibb se mudó a San Diego, California al casarse, donde empezó a correr con su esposo hasta llegar a los 12 km diarios. Siempre tuvo ganas de correr el Maratón de Boston y entrenó 2 años para hacerlo. Pero cuando mandó su inscripción en 1966 recibió una carta del Director del evento, Will Cloney, quien respondía que: “las mujeres no estaban capacitadas ni física ni psicológicamente para correr distancias de maratón, y que bajo las reglas de la Athletic Amateur Union (AAU), organismo rector del deporte amateur en Estados Unidos, no había ninguna categoría reconocida para mujeres en ese evento”.

Gibb no podía creerlo, sabía que podía hacerlo y decidió que ahora más que nunca era muy importante correrlo, además de ser un reto personal sabía que tendría un enorme impacto social para las mujeres.

Después de viajar cuatro días y tres noches en autobus desde San Diego hasta Boston, Gibb llegó a casa de sus padres. Al día siguiente su madre la llevó hasta la salida en el pueblo de Hopkinton vestida con las bermudas y sudadera de su hermano. Esperó la salida escondida tras unos arbustos y después del disparo se metió en la carrera. No pasó mucho tiempo sin que algunos hombres se dieran cuenta de que era una mujer pero, afortunadamente, la recibieron bien, hasta con respeto, y empezaron a apoyarla. Para su sorpresa, no solo los corredores la animaban, sino que también el público que la veía pasar se sorprendía y les agradaba la idea de que hubiera una mujer corriendo el maratón. Los periodistas también se dieron cuenta y empezaron a seguirla para ir narrando algo único en la historia del deporte. Al pasar por el famoso Wellesley Collage (un colegio para señoritas que cada año salen todas las alumnas para gritar y echar porras a los corredores), cuando se dieron cuenta de que había una mujer corriendo el grito de emoción y las porras fueron más fuertes y emotivas que nunca.

Gibb terminó el Maratón completo en 3:21:40 horas, un excelente tiempo para la primera mujer que corrió un maratón. Además, con ese tiempo, llegó en el lugar 290 de 415 corredores. El Gobernador de Massachusetts, John Volpe, se acercó para felicitarla y estrechar su mano después de cruzar la meta.

 

Roberta Gibb - Maratón de Boston 1966
Los encabezados de los periódicos al día siguiente eran increíbles: Record American escribió: “Hub Bride First. Gal to Run Marathon”, y en otra página: “Roberta Gets Official Support: Females may run Marathon”, y el siguiente número de la Revista Sports Illustrated hizo un artículo especial escrito por Gwilym S. Brown titulado: “A Game Girl in a Man´s Game”. Gibb volvió a correr Boston los dos años siguientes, y algunas otras mujeres imitaron su ejemplo, pero NO se reconoció su participación de manera oficial.

En 1967, Katherine Switzer, conociendo lo que sucedió a Roberta, fue más hábil y solo se inscribió registrando sus iniciales: K.S., de modo que le enviaron su número sin imaginarse que era una mujer. Corrió con su entrenador y su novio y al verla la gente la animaba: “¡Es una mujer. Vamos!”. Cuando el camión de la prensa la vio empezó a tomar fotos, pero ahí venía el Director de la carrera, quien detuvo el camión, bajó y gritó a Katherine:“¡Sal de mi carrera y entrégame el número!” y la jaló para sacarla, pero su novio, que era jugador de americano, y otros corredores, lo sacaron a él del camino. Katherine terminó el maratón en 4:29 h, y aunque no se reconoció su participación como oficial, Switzer consiguió que la Unión de Atletas Amateur (A.A.U.), aceptara de manera formal la participación de las mujeres en carreras de larga distancia.

En 1972 el Maratón de Bostón decidió abrir una Categoría solo para mujeres, y la primera ganadora reconocida oficialmente fue Nina Kuscsik en un tiempo de 3:10:26 h. Ocho mujeres compitieron esa primera vez y las 8 terminaron el maratón completo. Durante 70 años el Maratón de Boston fue una carrera exclusiva de hombres.  Y solo hasta 1984 el Maratón Femenino fue introducido al programa de los Juegos Olímpicos en Los Ángeles.

Hoy en día el 45% de los competidores en el Maratón de Boston son mujeres.

Ese mismo año, el Maratón de Nueva York abrió también una categoría para mujeres, y fue la misma Nina Kuscsik quien ganó mejorando su tiempo de abril en 3:08:41 hr. (Sí, para quienes decían que “las mujeres que no podían correr largo”, Nina corrió 2 de los mejores maratones el mismo año y con muy buenos tiempos).

Finalmente, en 1996, cuando el Maratón de Boston cumplió 100 años y era el 30o. Aniversario de la primera vez que Roberta Gibb lo había corrido, la B.A.A. reconoció como oficiales sus tres triunfos en 1966, 1967 y 1968 y le honraron con una medalla especial. Su nombre fue escrito al lado de los nombres de los ganadores en el Boston Marathon Memorial.

Lo que Roberta Gibb y Katherine Switzer hicieron permitió que tú y yo y todas podamos correr hoy en día no solo maratones, sino ultramaratones, ironman, triatlones y todo lo que queramos hacer…. Y nunca más en el deporte se ha vuelto a dudar de las “capacidades físicas y psicológicas” de una mujer.

* * * * *

Hay muchos más datos interesantes sobre el Maratón de Boston que puedes leer en nuestra siguiente nota:

Más Récords del Maratón de Boston y los tiempos para Calificar

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

VíaClaudia Plasencia Ferrer
COMPARTIR