La bicicleta puede considerarse una de las soluciones más viables para los problemas de movilidad del Siglo XXI en las grandes urbes, donde la población no ha dejado de crecer. De acuerdo con estimaciones de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), para el año 2050 la población en las ciudades llegará a un 66% del total de la población mundial. Esto representa muchos retos para las grandes urbes, entre los que se destaca cómo resolver el problema de una movilidad sostenible.

Para ello se presentan diversas soluciones: limitar en lo más posible el uso de los vehículos más contaminantes, mejorar el transporte público que se mueve sin gasolina, aumentar las aceras y ofrecer mayor seguridad a los peatones, el uso de los vehículos eléctricos e híbridos, y sí, el uso de la bicicleta como un transporte sostenible.

Bicicletas en la ciudad

Pero ¿qué podemos considerar como un transporte o movilidad sostenible? Hay diferentes definiciones, pero una muy clara es que el desarrollo sostenible debe satisfacer las necesidades del presente SIN comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. En cuanto a una movilidad sostenible es la capacidad de desplazamiento de las personas y mercancías de una manera en que se respete su seguridad y el medio ambiente.

Origen de la bicicleta

Es curioso, la bicicleta fue inventada hace más de 200 años y sus componentes básicos no han cambiado mucho: dos ruedas dispuestas una detrás de la otra, un cuadro que le da estructura e integra los componentes, un sistema de transmisión de fuerza a base de pedales simétricos y una cadena hacia la rueda trasera, un manubrio para dirigirla y un asiento o sillín para sentarse.

Se considera al alemán Karl Drais como su inventor en 1817, aunque “la draisiana” (como se conocía), no tenía pedales, sino que era impulsada por los pies apoyándolos de manera alternativa. Este primer vehículo de dos ruedas fue el precursor de la bicicleta y la motocicleta.

Fue el escocés Kirkpatrick Macmillan quien añadió los pedales en 1839. Con los años ha ido evolucionando y encontrándose más funciones, además de seguir siendo un medio de transporte práctico, surgió el ciclismo deportivo, las bicicletas montañeras, la bici urbana, doméstica, entre otras.

En Latinoamérica, la bicicleta tardó un par de años más en llegar, pero cuando llegó poco a poco fue sustituyendo a los caballos y mulas, convirtiéndose en una importante herramienta de trabajo para diferentes oficios. En México, de manera muy especial, la variedad de trabajadores que la utilizan es increíble: la bici panadera, la bici de los tamales, de los tacos, de flores, venta de dulces, la bici “tiendita”, la bici del repartidor de la farmacia, de la tienda y muchas opciones más. En general, en todo el mundo, la bicicleta sigue siendo un medio de transporte muy común, no solo en las comunidades pequeñas sino incluso también en las grandes ciudades.

Bici panadero

Bici plátanos África

Junio 3 – Día Mundial de la Bicicleta

Dado que el uso de la bici es muy variado y ofrece múltiples beneficios para la salud y el medio ambiente, el 12 de abril de 2018 la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, aprobó como el Día Mundial de la Bicicleta el 3 de junio.

Anteriormente se celebraba el 19 de abril, siendo instituido por el profesor Thomas B. Roberts, en 1985, en DeKalb, Illinois, en Estados Unidos, quien decidió nombrar como el “Día de la Bicicleta” (Bicycle Day), para conmemorar el descubrimiento del LSD por el químico suizo Albert Hofmann:
Curiosa historia sobre el Día de la Bicicleta y el LSD…

Deberíamos considerar muy en serio la frase que usaron en la ciudad de Valencia, España, para conmemorar el domingo pasado el Día Mundial de la bicicleta:

La bici NO es el problema,
es parte de la solución.

La ONU invita a todas las naciones a:
• Mejorar la seguridad vial para peatones y ciclistas e integrarla en la planificación y diseño de infraestructuras sostenibles de movilidad y transporte, con el fin de obtener mejores resultados para la salud.
• Adoptar mejores prácticas y los medios para promover el uso de la bicicleta en la sociedad. Un ejemplo son los paseos ciclistas en las ciudades y en todo el país.
• Reforzar la educación en niños y jóvenes, incluida la educación física para promover la salud, fomentar la tolerancia, el entendimiento y respeto y facilitar la inclusión social y de cultura de paz.

Beneficios al usar la bicicleta

Los beneficios que el ciclismo brinda a la salud del usuario y el medio ambiente son múltiples y muy variados, he aquí algunos ejemplos:

Es buenísimo para la salud del usuario:

• Es uno de los mejores ejercicios aeróbicos que existen, ya que utilizas los músculos más grandes para moverte (las piernas), y tienes un gran desgaste de energía.
• La práctica del ejercicio aeróbico continuo mejora tu salud y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
• Cuando ruedas en un día soleado tu cuerpo absorbe la cantidad e Vitamina D que necesita.

Beneficios para el cuidado del medio ambiente:

• Al transportarte en bici y dejar el automóvil, evitas las emisiones contaminantes lo cual ayuda al medio ambiente más de lo que te imaginas.
• Es un transporte económico para ti y la sociedad. Ahorras gasolina y gastos de transporte público, y, además, te conviertes en un ahorro para la sociedad.
• Ahorras tiempo. En las grandes ciudades, el tiempo que empleas en recorrer distancias menores a 10 km en bici es mucho menor que si lo haces en automóvil, simplemente por le tráfico de las grandes ciudades, además de lo que implica buscar donde estacionarte.

En México se han hecho varios esfuerzos para promover el uso de la bicicleta y han resultado muy buenos. Está el programa de Ecobicis, en diferentes colonias de la ciudad de México, para transportarte de un punto a otro pagando con la misma tarjeta que puedes usar para el Metrobus o el Metro. Está el Ciclotón que es un paseo ciclista que empezó a realizarse el último domingo de cada mes por las avenidas más importantes de la ciudad, como Paseo de La Reforma, Insurgentes, Patriotismo, Av. Río de Churubusco, entre otras. Además está el proyecto “Muévete en bici” que, además de paseos dominicales, programa también rodadas nocturnas temáticas para celebrar en bici distintas fechas o fiestas.  Este año, por ejemplo, la Secretaría del Medio Ambiente tiene proyectados más de 40 paseos ciclistas durante el año.

Además de todos las opciones anteriores están las competencias de ciclismo de fondo como La Etapa ESTADO DE MÉXICO By Le Tour de France y La Etapa CIUDAD DE MÉXICO By Le Tour de France, entre muchas otras opciones para quienes hacen ciclismo más competitivo.

Como verás, aún con lo complicado de nuestra enorme Ciudad de México, las opciones existen. Anímate a andar en bici, empieza por tramos cortos, para ir cerca de casa los fines de semana y, si fuera posible, trata de ir un día de la semana a tu trabajo en bici. Mientras más ciclistas se vean en la ciudad, más se acostumbrarán los peatones y vehículos a ver y respetar a los ciclistas.

LA BICI NO ES EL PROBLEMA, SINO PARTE DE LA SOLUCIÓN, aún cuando se inventó hace 200 años, y pese a los grandes avances tecnológicos, la bicicleta sigue siendo un medio de transporte ACTUAL, sostenible, asequible, fiable, limpio y ecológico.

¡ANÍMATE a andar en bici, lo vas a disfrutar!

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

VíaClaudia Plasencia
COMPARTIR