Si quieres perder un poco de peso sin grandes cambios y de manera saludable he aquí 3 sencillos consejos:

Entrenamiento

Incrementa intensidad:
Diversos estudios han demostrado que cuando aumentas el esfuerzo en tu entrenamiento quemas más calorías, incluso después de haber terminado de hacer ejercicio. Aún así, para mantenerte saludable, es necesario tener un equilibrio entre los entrenamientos más duros (como ritmo, intervalos o distancia), con los días de descanso o descanso activo. Es decir, si tienes de 2 a 3 días de entrenamientos fuertes por semana, estos no deben ser en días consecutivos, sino que entre ellos estarían los días de descanso o descanso activo. Es importante recordar que para que nuestro organismo asimile bien un trabajo debe tener un tiempo de recuperación.

Alimentación

Come manzanas y nueces:
Si realmente “mueres de hambre”, un snack sencillo y saludable sería una manzana o un puñado de nueces, con esto deberías saciar tu ansia de comer. Pero si más bien “te mueres de antojo” de una comida chatarra en específico (como un helado, papas fritas, etc., lo cual es muy diferente a “tener hambre”), probablemente estarás buscando alivio para superar alguna emoción desagradable como el aburrimiento o la frustración.

Mente y cuerpo

Pésate diario y toma nota:
Estudios recientes encontaron que los participantes que se tomaron el peso todos los días lograron perder más peso que aquellos que no lo midieron. Lo más recomendable es pesarte cada mañana, cuando te acabas de levantar (después de ir al baño), en ayunas y antes de hacer ejercicio, de esta manera mantendrás un control de tu peso y te darás cuenta de las más mínimas variaciones que pueden haber día con día pero que, a la semana, serán más significativas.

Fuente: Consejos tomados del Calendario Runners World 2018
Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

VíaRunners World
COMPARTIR