Para realmente adelgazar no hay como CORRER

Si hay alguna manera de adelgazar y comer bien es, sin lugar a dudas, ¡¡¡CORRER!!!

Para quienes queremos quitarnos algunos kilos de encima, después de muchas dietas nos hemos dado cuenta de que no basta con cambiar la alimentación, indiscutiblemente ES NECESARIO EJERCITARSE. Esta es la realidad a la que muchas personas se enfrentan cuando llegan a “pasarse de peso”. Podemos decir que correr es el deporte más recomendado para bajar y mantener tu peso, con lo que se convierte en la actividad “quema-grasa” por excelencia. Eso sí, en el caso de las mujeres y muy a nuestro pesar (si eres mujer), es una realidad que las mujeres pareciera que no adelgazan tan rápido como los hombres (aún corriendo), ¡PERO SI ADELGAZAN AL CORRER!

El ritmo para adelgazar

En cuestión de sexos, el masculino es más espectacular a la hora de adelgazar. La mayoría de los varones consiguen adelgazar más rápido y, además, cuando se animan a correr empiezan a entrenar en serio, sin seguir una dieta muy estricta. Las mujeres, en cambio, no consiguen perder peso tan rápidamente, a pesar de que la mayoría siguen el régimen con voluntad.

El problema es doble, por un lado las mujeres tienen un metabolismo más lento que tiende a guardar grasas de reserva, y por otra parte no es fácil encontrar mujeres dispuestas a empezar a correr, por lo que prefieren apuntarse al gimnasio, aunque no quemen tantas calorías.

Para los hombres es más fácil adelgazar, especialmente los que tienen sobrepeso u obesidad real. La explicación está en que son muy sensibles a los cambios de alimentación, y su metabolismo no tiene recursos para guardar grasas de reserva fácilmente, una desventaja a la hora de pasar hambre que se convierte en una ventaja porque sólo tienen que “cuidar” su alimentación para perder peso sin seguir una dieta muy sacrificada.

Además, ellos tienen la ventaja de que son más receptivos a hacer deporte, especialmente a la carrera porque les permite entrenar cuando, donde y cuanto quieran, y pueden empezar con algún grupo o amigos que ya corren. Las mujeres que descubren la carrera terminan por engancharse y disfrutar de su entrenamiento, aunque les cueste más aprender a correr. Al final se benefician de las ventajas de la carrera para quemar grasas sin dejar de comer.

Calorías gastadas de acuerdo a la distancia corrida

 - 2

¿Qué mejor manera de perder peso que programarlo gráficamente?
Si quieres saber el número de calorías que gastas en cada kilómetro, en la siguiente tabla encontrarás el gasto calórico para los pesos más habituales. Has de tener en cuenta que se gasta casi el doble de calorías si corres cuesta arriba. Además, cuanto mayor sea tu peso corporal mayor cantidad de calorías quemarás, esto es una regla infalible.

Sigue nuestros consejos:

  • Se deben tomar de 3 a 5 piezas de fruta pequeñas cada día, mejor con piel. Pero no más de una pieza de plátanos, higos, chirimoyas o aguacate.
  • Es importante beber entre 2 y 3 litros de agua al día, especialmente en días calurosos o de entrenamiento intenso. Hay que repartir el agua a lo largo del día, evitando beber demasiado en las comidas principales.
  • Si un día es imposible seguir la dieta, no pasa nada, pero tenlo en cuenta para compensar las calorías extra con entrenamiento, mejor aumentando el tiempo de carrera suave. No comas menos el día antes o el día después para no desequilibrar tu metabolismo.
  • Debes respetar las cinco comidas de la dieta. Es importante que no dejes pasar más de tres horas sin ingerir alimentos. Si tus días son muy largos, toma un “tentempié” o dos más, bien por la mañana o antes de acostarte, con fruta o lácteos desnatados para evitar el metabolismo catabólico y la degradación de proteínas.
  • Prueba a tomar algún té cada día para eliminar grasas, por ejemplo el té rojo Pu-Erh, pues éste favorece la eliminación de líquidos y la pérdida de grasas sin tener grandes dosis de cafeína.
  • Los lácteos serán semi-desnatados y naturales.
  • Hay que tomar dos platos de vegetales cada día, bien en forma de verduras o legumbres cocidas al vapor o en la olla o como ensaladas crudas.
  • Es muy recomendable ingerir entre 3 y 4 raciones de pescados cada semana, preferentemente a la plancha o cocidos sin salsas.
  • Las carnes rojas se deben pedir en la carnicería de cortes magros o sin grasa.

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a llegar a la talla deseada y, de manera especial, a encontrar el gusto por correr para sentirte bien y seguir corriendo.

Artículo original publicado en la: www.runners.es
Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

COMPARTIR