A nosotros nos gusta promover el uso de la bicicleta como uno de los mejores ejercicios aeróbicos que hay, y un deporte muy divertido y emocionante. A mí, por ejemplo, me gustaría poder ir en bicicleta al trabajo y así no tener que manejar. Podría aprovechar para hacer ejercicio, ahorraría gasolina y seguro llegaría más rápido que con el tráfico del diario. Sin embargo, la realidad es que, andar en bici en nuestra ciudad no es fácil. Pese a que el gobierno de la ciudad ha hecho un esfuerzo importante con el programa de Eco-Bici, el Ciclotón, los carriles destinados solo a bicicletas en algunas avenidas importantes, entro otros programas, la falta de cultura deportiva, cívica y de respeto entre nosotros como ciudadanos así como la inseguridad hacen que andar en bici en la ciudad no sea fácil.

Uno como ciclista tiene que ser muy responsable y andar con mucho cuidado y precaución.  Respetar las señales de tránsito y respetar a los peatones y ciclistas son básicos para una sana convivencia entre todos los ciudadanos. Algunas de nuestras recomendaciones para rodar bici en la Ciudad de México serían:

1.- Rueda siempre con casco de bici, que te quede bien y sujétalo correctamente.

2.- Antes de salir a rodar revisa que todo funciona bien en tu bici: prueba los cambios, que las llantas estén bien infladas (a la presión de acuerdo al lugar donde vas a rodar), que toda la bici está bien armada (que no esté floja alguna parte), que el asiento esté bien sujeto y a tu medida, que los frenos funcionan bien, que el manubrio está bien sujeto.

3.- Aprende a cambiar una llanta, es el típico accidente que puede suceder a cualquier ciclista y hay que aprender a resolverlo uno mismo para poder continuar tu camino y terminar con tu viaje (si vas de uno a otro lado), o bien, con tu entrenamiento.

4.- Lleva siempre herramienta para reparar, ya sea para cambiar una llanta si ponchas o cualquier otro desperfecto que pudiera suceder (llaves allen, pinzas para quitar llanta, bomba de inflar, desarmadores de cruz y plano, cámaras de refacción -mínimo 2-, etc.

5.- NUNCA RUEDES CON AUDÍFONOS Perdón, pero cuando vas rodando bici en la ciudad tienes que ir MUY ATENTO A CUALQUIER SONIDO, y si te distraes con tu música o hablando con alguien por el teléfono, olvídalo, en un segundo puede llegar un coche por detrás y ni siquiera lo vas a escuchar. En cambio, al ir atento al camino, puedes escuchar cuando se acerca un auto y por el sonido puedes identificar si se trata de un auto pequeño o de un camión, o si es un motocicleta, y también qué tan rápido viene. Escuchar los sonidos de todo lo que nos rodea mientras andamos en bici es bien importante, incluso podrías escuchar si alguien te grita para que pongas atención a algo. La típica llamada de atención: ¡CUIDADO! que puede prevenirte e incluso salvarte la vida. Para escuchar música y rodar al mismo tiempo puedes tomar una clase de spinning, (donde ningún auto puede atropellarte), o en los rodillos en tu casa (donde además nadie intentará asaltarte).

6.- NO ruedes cuando está completamente obscuro porque no te ves, por más luces y faros que te pongas, es peligroso. Esto solo podría ser seguro en una ciudad desarrollada y con alta cultura ciclista, con los espacios adecuados para bicis y respetados por los autos (como se puede apreciar en la foto). Pero, lamentablemente, ese no es el caso de nuestra Ciudad de México.

7.- Coloca luces en la bici, delanteras para ver el camino y traseras (rojas, stop) para cuidarte la espalda. Aún si no de noche, utilízalas, siempre será más fácil que te vean los conductores.

8.- Cuando ruedes por las calles con el tránsito vehicular abierto, aunque sea de día, prende las luces de atrás, las rojas (stops), para que los coches puedan verte.

9.- Lleva agua y cualquier otra bebida o alimento, según la distancia que vas a recorrer. Recuerda que cada ciclista debe ser responsable de su propio abastecimiento.

10.- Lleva también una identificación, algo de dinero y un teléfono para poderte comunicar en caso que necesites asistencia.

11.- Trata de rodar con alguien más. Es más divertido rodar acompañado y más seguro también, en especial en nuestra ciudad.

12.- Procura rodar en caminos con mayor afluencia de ciclistas, evita los lugares muy solos para que no te vayan a sorprender.

13.- Procura circular cuando hay menos tráfico vehicular, o muy temprano por la mañana, o en algún lugar menos transitado y con carriles confinados para ciclistas como en Ciudad Universitaria. O días como los domingos que hay menos tránsito por la mañana.

Y si tienes algún otro consejo para compartir con nosotros, ¡bienvenido!, hazlo a través de nuestras redes sociales, siempre es útil aprender algo más de nuestros amigos ciclistas.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

 

VíaClaudia Plasencia
COMPARTIR