Pasar de un triatlón Olímpico a la distancia del IRONMAN 70.3 puede parecer una pequeña locura, especialmente para aquellos, como yo, me gustaría llamar “simples triatletas mortales”. Los “simples mortales” son aquellos atletas quienes quizá no tienen un “background” de fuerza y resistencia, se iniciaron tarde en los deportes, o bien, no tienen experiencia en el multideporte por lo que, el simple triatlón, ya es todo un reto.

Animarse a hacer un IRONMAN 70.3 implica un gran esfuerzo, pero aún para los simples mortales, es un reto que tiene “su encanto” y es totalmente posible. He aquí 10 consejos para que el “simple triatleta mortal” empiece a navegar con éxito en territorio IRONMAN.

1.- Debes creer que puedes hacer cosas más difíciles

Mi consejo favorito para los triatletas principiantes es: “tú puedes hacer cosas difíciles”. Aumentar la distancia simplemente significa que puedes hacer cosas más duras. Me gusta mantener en perspectiva lo que está actualmente pasando en una competencia de distancia IRONMAN 70.3. Es muy simple, vas a hacer más distancia de la que haces en un triatlón Olímpico. (Analizando en números vas a nadar un 26.6% más, lo cual no es mucho, pero vas a rodar y correr más del doble de la distancia de un Olímpico). Pensar en un triatlón de larga distancia es cuestión de ir acumulando periodos de entrenamiento más largos, poco a poco, y trabajar en esos desafíos mentales que surgen cuando uno intenta abordar un nuevo reto. Sin embargo, no hay ninguna razón en el mundo para pensar que es una meta imposible. ¡Por el contrario, YO CREO QUE PUEDO!

IRONMAN 70.3 Monterrey 2014

El simple hecho de replantear nuestros pensamientos funciona de maravilla en el entrenamiento de triatlones más largos. ¡Anímate a ti mismo! y ve el lado positivo del nuevo entrenamiento: tengo que hacer esto, ¡qué increíble que voy a rodar tantas horas en la bici! Mi cuerpo es una increíble pieza de ingeniería y puedo entrenarlo para hacer maravillas. ¡Creo que puedo! ¡Creo que puedo! ¡Creo que puedo!

2.- Decide que vas a finalizar, ¡SIN DUDA!

En mi “biblia de principiantes”: “Triathlon for Every Woman” (“Triatlón para cualquier mujer”), hago énfasis en la importancia de tomar la decisión de convertirse en un triatleta a medida en que se embarca uno en este viaje. Tomar la decisión de hacer un IRONMAN 70.3 es una gran parte del éxito. De la misma manera, decidir que finalizarás la competencia, sin importar los obstáculos a vencer, prepara tu mente para tener éxito, los pensamientos positivos ayudan a eliminar los negativos cuando se presenten.

Si invertimos más tiempo visualizando y practicando que tendremos éxito, existirán más probabilidades de tomar buenas desiciones y apoyar nuestros esfuerzos. Si solo pensamos: “espero poder terminar”, no estamos dando a nuestra mente la capacitación que requiere para tener éxito.

Primero decidiste que te convertirías en un triatleta y lo lograste, ya eres un triatleta; ahora cree que finalizarás un IRONMAN 70.3

3.- Invierte en entrenamiento -de todo corazón”

Como sea que estés entrenando, ya sea con un entrenador, un libro, un tri-club, o algún plan gratis por internet que hayas tomado, asegúrate que confías plenamente en el proceso que estás siguiendo e inviértele al máximo, dedícale todo tu tiempo y esfuerzo. Si tienes dudas acerca del método, eres libre de hacer preguntas al entrenador o por internet (y debes hacerlas), pero una vez que te decidas por un plan de entrenamiento, confías en él y síguelo con toda energía. con todo por él. Sigue el entrenamiento, haz el trabajo, sin excusa ni pretextos. Lo más importante, esta decisión de hacer un IRONMAN 70.3 fue TU DESICIÓN POR TU GUSTO, una decisión que sabes es importante en tu vida. Mantente en tu plan de entrenamiento lo mejor que puedas, trabaja duro y manten la promesa a ti mismo.

Corre con amigos

Cuando estás pagando a un entrenador o un plan de entrenamiento, es una inversión. Y muchas veces esto es mejor que seguir un entrenamiento gratuito. Pero no podemos decir que uno es mejor que el otro, hay planes de entrenamiento gratuitos muy buenos; tener un entrenador o formar parte de un equipo de triatlón es un gran valor para tener éxito, depende en que tipo de personalidad tienes. Si eres de las personas que necesitan apoyo, entonces invierte en un entrenador, un equipo o paga por un buen plan de entrenamiento, te beneficiará a largo plazo.

Independientemente del plan que uses, solo asegúrate de creer en éste y de ejecutarlo lo mejor que puedas.

4.- Haz lo mejor que puedas, “eso” será “perfecto”

Si bien el plan de entrenamiento es importante, ser amable contigo mismo es vital en este viaje. Es decir, no permitas buscar excusas para no entrenar, pero, al mismo tiempo, tienes que ser realista y flexible, cuando simplemente no puedas hacer un entrenamiento tampoco te agobies, date un descanso. Uno de los mejores entrenamientos que he tenido fue un día que no entrené, estaba muy cansado y me pasé el día viendo películas y leyendo con mis hijos. Fue un trabajo para mi alma, eso renovó mi mente, cuerpo y alma para continuar “totalmente renovado” la siguiente fase de entrenamiento.

IRONMAN 70.3 Cozumel

Es fácil querer seguir perfectamente nuestro plan de entrenamiento y darnos una paliza cuando fallamos. Pero recuerda que solo puedes hacer lo mejor que es posible, a veces la vida, el trabajo y los familiares enfermos nos cambian el plan. Y está bien, así es la vida. Simplemente no permitas que lo perfecto sea enemigo de lo bueno, es decir, haz lo mejor que puedas. Si no has dormido bien, quizá no sea un buen día para hacer trabajo de intensidad como velocidad. Si estás enfermo, quizá solo necesitas descansar. Sé flexible y haz lo que se vuelve “perfecto” para ti. Haz lo que puedas con lo que tengas.

5.- No te preocupes por la velocidad

No importa que tan rápido vas, aún cuando el triatlón es un deporte que se basa en la resistencia y velocidad por lo que parece ridículo decirlo, pero siendo tu primera experiencia en una distancia tan larga es más importante completar la distancia que pensar en que tan rápido puedes hacerla. Debes cumplir las distancias en el tiempo asignado, pero honestamente, los tiempos mínimos son tiempos suficientes para hacerlo si entrenas lo necesario. El mejor consejo es “ir a tu paso”, si te presionas por hacerlo demasiado rápido y muy fuerte, “te puedes tronar”. Es por eso que es tan importante el entrenamiento de distancia, y acumular distancia toma tiempo. Algunas personas pueden completar el entrenamiento en 12 semanas y está bien, pero otros necesitan un año o dos para poder construir resistencia a la distancia.

Si ves que eres más lento par terminar digamos en 20 semanas de entrenamiento, entonces simplemente pon la competencia en segundo plano, por el momento. No hay nada de malo en esperar otro ciclo de entrenamiento para terminar bien y fuerte. Yo entrené cerca de 10 meses para mi primer IRONMAN 70.3 y terminé en 7 horas y 15 minutos. Quizá no hubiera finalizado todo si solo hubiera entrenado 6 meses. Al haber alargado mi entrenamiento 16 semanas más, logré tener éxito.

6.- La clave del entrenamiento es ser constante

Yo no era ni la sombra de un atleta de resistencia. Puedo dar fe del hecho de que el entrenamiento para el triatlón de larga distancia se trata simplemente de poner el tiempo, la energía y la actitud positiva requeridas para llegar al día de la carrera. En pocas palabras, la clave es la consistencia. ¿Qué significa esto? Hacer todas las sesiones de entrenamiento, mostrar todo lo que puedes hacer, no permitir excusas. Tratar de entrenar como una parte de tu vida (como tu trabajo o comer), ayuda a asegurar que la consistencia se vuelve parte de la rutina. Por supuesto, hazlo divertido, pero también sé como un robot y encuentra el tiempo que necesitas para llegar a tu objetivo.

7.- Sentirse cómodo antes de la competencia

Es importante sentirse cómodo al hacer los entrenamientos más largos, eso requiere preparación y consistencia. Si trabajas duro en la ejecución del plan de entrenamiento, sin excusas, te sentirás cómodo el día de la competencia. Tendrás la suma de entrenamientos realizados para probarte a ti mismo que estás capacitado para hacerlo.

Yo entreno algunos atletas, y me gusta estar seguro de que mis pupilos podrán completar cada una de las distancias en cada una de las pruebas: natación, ciclismo y carrera antes del día de la competencia. Solo conociendo que un atleta ha corrido 21 km o más y rodado más de 90 km hace una gran diferencia en su cuenta bancaria de confianza. Dependiendo en la habilidad del atleta, me gustan las prácticas largas para cada deporte: natación larga seguida de una bici larga y quizá una carrera corta, y una carrera larga al día siguiente por la mañana, donde el atleta complete las 70.3 millas en un fin de semana. Hacer los entrenamientos seguidos, es decir un deporte seguido de otro, es una manera de reforzar la consistencia y la fuerza mental. Aún cuando no estés en un lugar donde creas que podrás completar 70.3 millas en un solo día, yo animo a nadar y rodar las distancias en un día y, al día siguiente, correr de 10 a 13 millas. Haz esto un par de veces y luego añade una carrera el mismo día que nadas y ruedas. Incluso una natación larga, rodar largo en bici y luego correr 4 a 6 millas será una gran sesión de resistencia. Mientras más te expongas a la distancia, mejor te sentirás y mejor lo harás.

8.- NO TE COMPARES CON LOS DEMÁS

Compararnos con otros atletas, ya sea más rápidos o una mejor versión de nuestro pasado, no es lo mejor para lograr el mejor progreso posible. Quédate en el presente, trabaja hacia tus grandes metas y no pierdas tiempo comparando tu comienzo con el final de otra persona.

9.- El día de la competencia será el día de tu celebración

Entrenar es el trabajo más duro; el día de la competencia es el día para celebrar. Un millón de cosas pueden salir mal el día de la carrera, pero competir con un corazón feliz hará más disfrutable toda el evento. Trata de no poner presión innecesaria en ti, solo ve hacia adelante y haz lo que ya sabes cómo hacer: ¡nadar, rodar y correr!

Si has sido consistente en tu entrenamiento y te has preparado de la mejor manera que has podido, entonces sabes que has hecho la parte más difícil, así es que ve y disfrútalo pase lo que pase ese día. Incluso si no tuvieras un ciclo de entrenamiento estelar, tienes un cuerpo que es capaz de trabajar duro, celebra lo increíble que tu cuerpo puede intentar hacer. Eso en sí mismo es un milagro.

10.- Después, con calma, escribe tu experiencia

No importa si eres escritor o no, pero tómate unos 30 minutos para escribir todo lo que recuerdes de ese día. Empieza por responder algunas simples preguntas, seguido de las actividades que hiciste, bien estructuradas. De esta manera, aprenderás mucho acerca de tu competencia, de ti mismo y de ese molesto diálogo interno que siempre estamos trabajando por mejorar. Por ejemplo, podrías empezar con estas preguntas: ¿Cómo estuvo el clima?, ¿Quién te acompañaba?, ¿Cómo te sentías la mañana del evento?, ¿Cómo estuvo la salida y cómo te sentiste en las transiciones?, ¿Cómo estuvo la natación, la bici y la carrera en términos como: cómo te sentiste, nutrición, velocidad, paso, lo que esperabas y emociones? No te olvides también de cómo te sentiste después de la competencia; inmediatamente después de haber terminado y los días siguientes, es importante saber que tan bien estabas preparado, cómo funcionó la nutrición, o qué podría haber mejorado. Más que nada, diviértete contando tu esfuerzo y tu arduo trabajo.

Y recuerda, aún cuando no sea la “competencia perfecta” (que por cierto, nunca son perfectas), siempre hay algo nuevo que aprender y que disfrutar de cada competencia. Te convertirás en un IRONMAN 70.3 y nadie podrá quitarte tan increíble logro.

Escrito por Meredith Atwood para: www.ironman.com

Meredith Atwood (@SwimBikeMom) ha finalizado 4 IRONMAN, es entrenadora de triatlón, abogado en recuperación, da pláticas de motivación y autor de “Triathlon for the Every Woman: You can be a Triathlete. Yes. You.” Es la anfitriona del podcast “The Same 24 Hours”. Meredith está casada y tiene 2 gemelos y escribe acerca de todas las cosas en MeredithAtwood.com Su siguiente libro. “The Year of No Nonsense” será publicado en diciembre de 2019.

Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

COMPARTIR