4 de febrero, Día Mundial Contra el Cáncer

Cuando mi papá nos dijo que le habían diagnosticado cáncer de cólon en abril del 2003, me quedé helada, no lo podía creer. Pero después reaccioné y pensé que no podíamos darnos por vencidos…. Acababa de leer el libro de Lance Armstrong: “It´s Not About the Bike: My Journey Back to Life”, en el que el ciclista Campeón Mundial de ruta en 1993 había logrado vencer el cáncer y después, regresó a las competencias como profesional para ganar 7 veces el icónico Tour de Francia. Pensaba que si Armstrong había vencido el cáncer mi papá podría hacerlo.

Mi papá siempre fue una persona muy sana, no fumaba, tomaba sólo en ocasiones especiales y muy poco, era muy trabajador, le gustaba mucho leer y le encantaba hacer ejercicio, siempre practicó algún tipo de deporte. Y, sin embargo, le dio cáncer y, pese a que libró con coraje muchas batallas con operaciones y radiaciones, finalmente el cáncer se lo llevó 2 años después, en abril del 2005.

Desde que supimos del cáncer, me puse a leer y estudiar mucho sobre el tema, quería saberlo todo, por qué da cáncer, por qué a mi papá que era una persona tan sana, por qué si él era el más jóven de sus hermanos, por que unos se salvan y otros no…

Pero, ¿qué es el cáncer?

El “cáncer” es un término genérico con el que se identifica a un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar cualquier parte de nuestro organismo. Una de sus características es que empieza tan sol con una pequeña célula y ésta empieza a multiplicarse de manera deordenada y anormal extendiéndose más allá de sus límites y puede invadir partes adyacentes al cuerpo y propagarse a otros órganos, proceso conocido como “metástasis”, y son justamente estas metástasis la principal causa de muerte por cáncer. Esto es, cuando el cáncer empieza a invadirlo todo y ya no hay oportunidad de salvar nada.

La transformación de una célula normal en una “tumoral” es un proceso multifásico en la que una lesión precancerosa se desarrolla hasta convertirse en un tumor maligno. Estas alteraciones pueden ser el resultado de factores genéticos y de tres categorías de agentes externos:

  • Carcinógenes físicos, como las radiaciones ultravioleta e ionizantes
  • Carcinógenos químicos, como los componentes del humo del tabaco, asbestos, alimentos contaminados (aflatoxinas) o agua contaminada (arsénico).
  • Carcinógenos biológicos, infecciones ocasionadas por virus, bacterias o parásitos.

Otro factor importante es el envejecimineto, la incidencia del cáncer aumenta muchísimo con la edad, sin embargo, el cáncer también se presenta en los pequeños más jóvenes.

El cáncer es un problema de escala mundial siendo la principal causa de muerte en todo el mundo. En el 2008, por ejemplo, 7.6 millones de personas murieron a causa de esta terrible enfermedad, y más del 70% de las defunciones por cáncer se dieron en los países de ingresos más bajos y medios. Se calcula que, para el 2030, el número de muertes por cáncer aumente y supere los 13.1 millones, lo que sería prácticamente el doble de defuciones que ahora.

Hay muchos tipos de cáncer, pero los más comunes por la cantidad de muertes que ocasionan son: el cáncer pulmonar, gástrico, hepático, colorrectal, mamario y cervicouterino. Y lo más irónico es que, algunos de ellos podrían evitarse si tuvieramos mejores hábitos y fueramos más precavidos. El consumo del tabaco y alcohol, el no comer sano y la inactividad física son los principales factores de riesgo en todo el mundo. Otros factores son las infecciones crónicas por VHB, VHC y algunos tipos de PVH, éste último provoca el cáncer cervicouterino, que tantas muertes ocasiona cada año en los países de ingresos más bajos…. Y, lo más triste, es que éste cáncer es 100% curable si se detecta a tiempo. Cómo puede ser que en nuestro mundo tan “moderno”, ¿puedan morir tantas mujeres por esta enfermedad por no tener los recursos para hacer sus exámenes médicos o ni siquiera existan este tipo de pruebas en sus comunidades?

El cáncer, ¿puede prevenirse?

Hoy en día conocemos mucho sobre las causas del cáncer y las intervenciones para prevenirlo y tratarlo. Las oportunidades de éxito son mayores si se detecta en una etapa temprana y se trata de la manera más adecuada. De hecho, más del 30% de las defunciones por cáncer podrían evitarse si modificáramos nuestros hábitos y evitáramos los principales factores de riesgo como son:

  • El consumo de tabaco
  • El exceso de peso y la obesidad
  • Las dietas malsanas y el casi nulo consumo de frutas y verduras
  • La falta de ejercicio
  • El excesivo consumo de alcohol
  • Las infecciones por PVH y VHB
  • La contaminación del aire en las grandes ciudades (la nuestra, por ejemplo)
  • El humo generado por la quema de combustibles sólidos.

De ellas, el tabaquismo es el factor de riesgo más grave, causa el 22% de las muertes por cáncer a nivel mundial y el 71% de defunciones por cáncer de pulmón… Y en serio, ¿aún así quieres seguir fumando?

Día Mundial contra el Cáncer.

Seguramente habrá quien se pregunte ¿para qué tantos días mundiales o internacionales?… ¿para qué sirven?…

La Asamblea General, máximo órgano representativo de las Naciones Unidas, designa una fecha determinada como Día Internacional con la finalidad de sensibilizar, concientizar y llamar la atención al mundo al mundo para señalar que exite un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente para que los gobiernos y estados actuén y tomen medidas para resolverlo. O bien, para que los ciudadanos lo exijan a sus representantes.

Así, fue designado el 4 de febrero como el Día Mundial contra el Cáncer, y ese día se realizan en el mundo y en las Naciones Unidas diferentes actividades. Este año el evento especial se titula: “Hacia un mundo libre de cáncer cervical”; este tipo de cáncer es causa de muerte para más de 250,000 mujeres en el mundo, siendo una enfermedad casi siempre prevenible.

En este evento se proyectará especialmente el inspirador documental “Lady Ganga”. No sé si lo conocen, es la historia de una mujer con tres hijos a quien le detectan cáncer de cuello uterino terminal, esto es, sin oportunidad de curación alguna. Ella decide entonces hacer algo extraordinario antes de morir para llamar la atención de las mujeres de una enfermedad que puede prevenirse y curarse si se atiende a tiempo. Y decide hacerlo en la India porque es el país con mayor porcentaje de muertes de mujeres que dejan huérfanos a cientos de miles de niños cada año. Michelle navega 1,126 km en el Río Ganga en donde niños, mujeres y hombres la acompañan desde la orilla. Véanlo, analicen y opinen por ustedes mismos, por favor:

Apoyando este trabajo está el movimiento “Todas las mujeres, todos los niños” (Every Women, Every Child), que es un movimiento global sin precedentes que moviliza e intensifica la acción internacional y nacional de los gobiernos, organismos multilaterales, sector privado y la sociedad civil en general para enfrentar los mayores desafíos de salud para las mujeres, niños y adolescentes alrededor del mundo, siendo ellos los seres más vulnerables.

Encuentra más información en su sitio: www.everywomaneverychild.org

Del cáncer podemos hablar muchísimo, es un tema tan amplio y complejo y tan diferente en cada caso. El objetivo de esta nota es más bien hacer conciencia de que la enfermedad existe, que es terrible y muy dolorosa, sí, pero también hay formas de evitarlo. Saber que algunos tipos de cáncer tan comunces como el cáncer mamario, el cervicouterino, el bucal o el colorrectal, sí se pueden curar si se detectan a tiempo y se atienden de manera adecuada, y de que nadie estamos excentos de padecerlo.

Sin embargo, SÍ podemos hacer algo para prevenirlo. Tenemos que ser más responsables con nuestra salud, dejar el cigarro si es que fumamos, solo requiere decisión por nuestra parte. Dejar de tomar alcohol de manera indiscriminada como si no fueramos a tomar nunca más o como si fuéramos adolescentes. Proponernos hacer ejercicio de una vez por todas, 30 minutos al día, 5 días a la semana sería suficiente para sentirnos mejor y para estar más sanos. Aprender a comer de manera más saludable, en fin, no es tan difícil. Requiere de coraje y responsabilidad de nuestra parte, y de decisión para hacer las cosas bien. Y si alguna de ustedes es madre, tienen la responsabilidad de cuidarse a sí misma para poder cuidar a sus hijos y verlos crecer y desarrollarse como ustedes tanto lo desean. Y para los hombres, a quienes no les gusta hablar mucho del tema médico, también existe el cáncer de próstata, que también es curable o evitable si se detecta a tiempo.

La frase que dice: “La salud es lo primero”… es totalmente cierto. Seamos responsables y cuidemos de nuestra salud y la de los demás.

Por Claudia Plasencia para www.asdeporte.com