Seguramente has escuchado a tus entrenadores o a tus amigos corredores decir que correr es todo “mental”. Algunos incluso asignan un porcentaje diciendo que el éxito en el deporte depende en un 80 a 90% de la mente. Por supuesto, es imposible actualmente determinar que tanto el juego mental realmente afecta tu desempeño corriendo, pero la mayoría de los corredores estarán de acuerdo en que su cabeza dictará con frecuencia lo que su cuerpo puede hacer. Y, pese a ello, es una realidad que dedicamos mucho más tiempo entrenando nuestro cuerpo que nuestro cerebro.

Platicamos con la Dra. Karen MacNeill, consultora líder en Rendimiento y salud mental del Comité Olímpico Canadiense y propietaria de MacNeill Performance Consulting sobre la importancia del entrenamiento mental para alcanzar el máximo potencial de un atleta.

MacNeill explica que hay múltiples factores que te permiten rendir al máximo. Puedes entrenar la forma y la técnica, puedes entrenar fuerza, potencia y resistencia de tu cuerpo, y, además, también puedes ENTRENAR TU MENTE. Para alcanzar tu máximo potencial dice que es necesario tener plena capacidad en todas estas áreas, pero trabajar en tu juego mental no es tan sencillo.

“Físicamente podemos hacer una prueba del VO2 Máximo, o una prueba de 5km para ver qué tanto hemos mejorado en tiempos”, explica MacNeill, “pero mentalmente es menos tangible”.

Y, a pesar de esto, tu juego mental es, posiblemente, el aspecto más importante de tu entrenamiento. Esto es porque, para poder usar todas tus habilidades y condición física y lograr rendir al máximo, necesitas tener la aptitud mental necesaria para producir esa habilidad. Por ejemplo, si estás muy nervioso antes de una competencia, seguramente estarás muy tenso y tus músculos apretados, no relajados, lo cual podría impedir obtener el uso más eficiente de éstos. O bien, si estás distraído o te falta confianza en lo que puedes hacer, quizá no te vas a comprometer a dar tu mejor esfuerzo y encontrarás cualquier pretexto para no hacerlo, ya sea en un entrenamiento o en una competencia.

“Entrenar la mente te permite poder usar todas tus capacidades de manera consistente”, dice MacNeill.

Entrena tu mente para correr más rápido

¿Cómo pueden los corredores MEJORAR SU JUEGO MENTAL?

MacNeill dice que la pieza más importante es la “atención plena”, que significa tener conciencia del momento presente de una manera abierta y curiosa. (En inglés se usa el término “mindfulness” o “mindfulness training” para el “entrenamiento de atención plena”). Esto te permitirá reconocer el estrés o los nervios y el sentimiento de ansiedad que puedes sentir antes de una competencia, o incluso de un entrenamiento difícil.

Ahora bien, algo que tienes que tener muy claro primero que nada es el ¿por qué estás corriendo? ¿Es para demostrar tu valor? O simplemente, ¿para mejorar algún tiempo en cierta distancia? ¿O para desafiarte a ti mismo? Una vez que tienes estas dos cosas claras en tu mente (por qué estás corriendo y cómo te sientes), podrás desafiar tus miedos y calmar tus nervios. Estar en sintonía con lo que te motiva y con los miedos que tienes hace que sea más fácil trabajar en cosas como el equilibrio, la concentración y la confianza.

“Tenemos que estar bien claros de que la razón por la que estamos nerviosos es porque nos importa”, explica MacNeill, “Y porque nos importa queremos hacerlo bien pero no hay certeza de ello”.

Corredor trabaja mente

Haz de la «ATENCIÓN PLENA» (Mindfulness) una parte de tu entrenamiento

Así como no hay una “píldora mágica” para mejorar tu desempeño físico, tampoco es fácil mejorar tu juego mental, toma tiempo y trabajo hacerlo. MacNeill anima a todos los corredores a incluir una práctica diaria de “atención plena” en sus programas de entrenamiento.

“La atención plena ayuda a cultivar la autoconciencia y a separar esa reacción de la respuesta”, dice ella. “También nos ayuda a la atención y concentración en el momento presente además de regular nuestras emociones”.

Hay muchas aplicaciones disponibles para ayudarte a crear una práctica diaria de atención plena, y MacNeill sugiere tomar unos 5 minutos de tu tiempo de entrenamiento para concentrarte en estar lo más presente posible. También recomienda que como corredor establezcas intenciones u objetivos para ti mismo antes de cada entrenamiento o competencia, así sabrás exactamente qué es lo que estás tratando de obtener de cada sesión. Puede ser un objetivo físico, como, por ejemplo: quiero correr al 80% de mi capacidad aeróbica durante X cantidad de minutos. O bien, una intención mental, por ejemplo: Quiero estar lo más enfocado y presente que pueda durante toda la carrera. Además, después de correr, deberías preguntarte que salió bien y por qué. Esto te ayudará a identificar las fortalezas y los recursos que utilizaste este día para que puedas emplearlos nuevamente en futuras carreras. De igual manera, si algo salió mal ver qué fue y por qué y así ubicar nuestras debilidades para mejorar.

Finalmente, MacNeill dice que los corredores deben separar lo que hacen de lo que son. Correr es quizá muy importante para ti pero no tiene que reflejar tu importancia o valor.

Para cualquier corredor que tenga un tiempo particularmente difícil manejando su ansiedad o mejorando su juego mental, MacNeill recomienda hacer una cita con un Psicólogo el Deporte, quien con seguridad, podrá ayudarnos a mejorar nuestro «juego mental».

Por Brittany Hambleton para: www.runningmagazine.ca
Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

Artículos relacionados:

Conoce cómo funciona TU CEREBRO MIENTRAS CORRES…

 

COMPARTIR