El coronavirus COVID-19 es una realidad y no podemos evitar hablar de ello. Ha atacado prácticamente a todos los países y continentes, excepto la Antártica. De acuerdo al mapa de registros del Coronavirus Resource Center de la Johns Hopkins University & Medicine, en Baltimore, EUA, hasta el miércoles 18 de marzo, a las 12:00 GM, se habían confirmado 214,894 casos en todo el mundo y un total de 8,732 muertes. Tan solo 3 días después, el 21 de marzo, la cantidad de casos confirmados ascendió a 307,277 y 13,048 muertes (casi 100,000 casos más en tan solo 3 días y 4,316 muertes más, el 50% de fallecidos más en 3 días). Al 21 de marzo país más afectado, por supuesto por ser el foco de infección, ha sido China con 81,345 casos y 3,144 muertes, mientras Italia se ha colocado en el segundo puesto en cuanto a casos confirmados: 53,578 pero en primer lugar en cantidad de muertes: 4,825, con una población mucho más pequeña que China. Italia está sufriendo el no haber tomado en serio semejante problema. Le siguen Estados Unidos, cuyo presidente Donald Trump tampoco tomó en serio lo del COVID-19 al principio, argumentando que era un «invento» de los demócratas para atacar su partido, ahora también sufre las consecuencias. España continúa en el cuarto puesto, le siguen Alemania, Irán, Francia, Corea del Sur, Suiza y la lista se extiende a todo el mundo. En cuanto a nuestro país, México, el 18 de marzo tenía 93 casos confirmados y NINGUNA muerte. 3 Días después, el 21 de marzo, hay 203 casos confirmados y ya hay 2 muertes. Hemos duplicado la cantidad de casos en tan solo 3 días, ¿qué espera el Gobierno Federal para declarar estado de emergencia?
Puedes actualizar los datos del Coronavirus Resource Center todos los días AQUÍ…

El conocido COVID-19 es una infección respiratoria que comienza con fiebre, seguido de tos seca y, al cabo de una semana, causa dificultad para respirar y, en casos graves, puede producir una neumonía. Se transmite muy fácilmente con las gotas de saliva que rociamos al hablar o toser. No existe aún vacuna para prevenirlo ni tratamiento para atacarlo y se multiplica de manera exponencial. La científica japonesa Akiko Iwasaki dice: “El COVID-19 es 30 veces más mortal y casi dos veces más contagioso que la gripe. No tenemos inmunidad contra el COVID-19”. Mientras la tasa de mortalidad de una gripe es del 0.05 al 0.1%, la del coronavirus es del 3.4% Es por eso es tan importante el aislamiento social para EVITAR lo más posible su propagación.

Ahora bien, el COVID-19 está afectando a TODO EL MUNDO y en TODOS LOS ÁMBITOS, sus efectos están paralizando ciudades enteras y en la economía global ya se sienten sus efectos, y el DEPORTE, por supuesto, no quedó excento. Muchos atletas, especialmente en los deportes de equipo han sido infectados, y, por lo mismo, cientos de miles de eventos deportivos alrededor del mundo han sido cancelados o pospuestos, y nuestro país no es la excepción.

Papá e hijo jugandoY es aquí donde nos detenemos a reflexionar: ¿qué es lo más importante para mí? ¿Mi entrenamiento…? ¿La final de mi equipo favorito…? Si te pones a pensar un poco no será lo uno ni lo otro, y acabarás por concluir que la SALUD es lo más importante, la salud de nuestra familia, nuestra propia salud, la de mis amigos y la de todos en general. SIN SALUD no podemos entrenar bien, ni estar tranquilos, ni trabajar, estudiar, viajar y hacer todo lo que nos gusta hacer. Así es que este es momento de reflexionar y CUIDAR NUESTRA SALUD Y LA DE LOS DEMÁS.

Siempre he pensado que el deporte nos educa más allá de nuestras habilidades para hacer cierta disciplina. Quienes practicamos algún deporte aprendemos a conocernos a nosotros mismos, a conocer nuestras fortalezas y debilidades, aprendemos a conocer a las demás personas, y aprendemos también a solucionar problemas, nos proponemos retos y aceptamos los desafíos con entereza, y no nos damos por vencidos fácilmente, luchamos por lo que creemos y queremos y buscamos oportunidades en donde otros encontrarían solo problemas.

Pues bien, creo que el coronavirus es una oportunidad para recordar quizá, la cosas que SÍ son importantes y que hemos dejado atrás.
• Que el coronavirus es una pandemia porque ha alcanzado a todos los continentes SÍ.
• Es un problema serio SÍ.
• Es un problema que nos va a afectar a todos SÍ, y uno a que nadie había enfrentado antes.
• La economía, lamentablemente, va a ser seriamente afectada para TODOS, SÍ.
• Que nos da miedo estar frente a lo desconocido, pues SÍ, somos humanos, se vale tener miedo.

home officePERO tratemos de tener una BUENA ACTITUD. Encontremos la oportunidad de ser más creativos y productivos en casa. Hoy en día la tecnología nos permite a muchos trabajar desde casa, el conocido “home-office” nos pondrá a prueba ahora. Demostremos que podemos hacer bien nuestro trabajo y hasta rendir más. Vamos a ahorrar el tiempo y cansancio de transporte diario en tiempo más redituable para el trabajo. Aprovechemos comer sanamente en casa, compartir con la familia, escuchar las inquietudes de nuestros seres queridos y compartir más tiempo con ellos. Disfrutemos el tiempo en familia, de verdad, es el tiempo más valioso que podamos invertir. Nunca nada ni nadie nos pagará suficiente dinero para decidir más tiempo en la oficina que con la familia. Aprovechar el tiempo con nuestros hijos y seres queridos y disfrutarlos al máximo bien vale la pena. O compartir con nuestros padres o abuelos o con nuestros hermanos esas pláticas tan buenas que pueden durar horas.

Además, hay muchas actividades y juegos que hacer con la familia; es tiempo de recordar todo lo que hacíamos de niños “cuando no había internet” y nos divertíamos “como enanos”. O como cuando había una sola televisión en casa para toda la familia y había que ponerse de acuerdo para ver un programa a la vez; podíamos compartir más de lo que quizá hacemos ahora. Te reto a que recuerdes cuántos juegos se pueden hacer en casa, con la familia, y seguro mencionarás más de 10 (piénsalos y checa si coincide con alguno de éstos: basta, ahorcados, teléfono descompuesto, maratón, memoria, ajedrez, mímica, timbiriche, gato, escondidas, la “gallina ciega” o “ponle la cola al burro”, “bote pateado”, quemados, y muchos más).

En lugar de pensar en lo que “no podremos hacer”, pensemos en lo que SÍ PODEMOS HACER. Tendremos que reinventar nuestro entrenamiento y veamos cómo entrenar en nuestra propia casa. Hay muchos ejercicios que podemos hacer como lo ejercicios pliométricos, que te ayudan a desarrollar una buena condición física, aquellos ejercicios de fuerza que no necesitan aparatos como las planchas, sentadillas, desplantes, lagartijas, saltos de rana, abdominales, yoguis y tantos otros ejercicios que nos ayudarán a desarrollar fuerza y mantenernos activos.

Podemos correr al aire libre solos, no en grupo; quienes no están acostumbrados a correr solos es una buena oportunidad para probarlo, para conocerte a ti mismo, ir corriendo enfocado en tus propios pensamientos, y la posibilidad de escuchar atento tu cuerpo, tu yo interior. Te aseguro que NO te vas aburrir, al contrario, cuando te des cuenta quien eres y todo lo que puedes hacer te sorprenderás, te faltará tiempo para seguir platicando más. Creo que también podremos andar en bici, al fin en la bici no van tan cerca uno del otro.

Lo que sí veo complicado es nadar en una alberca ya que, en cada respiración al abrir la boca, más de un fluido saldrá de nuestra boca y entrará también nadando en la misma agua que otros nadadores. Por lo que creo que nadar en alberca no es recomendable. A menos que pudieras nadar en un lago o en el mar, en aguas abiertas y en un lugar apartado de otras personas. Los ejercicios con ligas, por ejemplo, son buenísimos y podrás mantener la forma de la natación y la fuerza en tus brazos y piernas. Las ligas son buenos aliados para los nadadores. Y no solo para ellos, ayudan al trabajo de fuerza para correr y muchas otras actividades.

Por ejemplo, leer, es algo tan sencillo y tan disfrutable y que, generalmente, decimos que no leemos porque “no tenemos tiempo”, pues ahora tendremos tiempo de leer y de muchas otras cosas más. Tocar un instrumento, quizá algunos de nosotros sabemos tocar un instrumento, aprendimos de pequeños y lo hemos ido dejando por el trabajo, entrenamientos y otras actividades. Mi consejo es retomar todas esas actividades que hemos ido olvidando no porque no nos gusten, sino por el famoso pretexto de “no tengo tiempo”.

En Asdeporte estaremos buscando información que sea de tu interés y que podrás LEER en nuestro sitio o redes sociales, para que podamos seguir entrenando desde casa y mantenernos comunicados, ya que la tecnología nos permite estar cerca, aún en el aislamiento. Como decía un buen amigo: “recuerda que estamos a tan solo un clic de distancia”.

P.D.-
Por cierto, este artículo lo empecé escribiendo el 17 de marzo, cuando en México habían 82 casos y ninguna muerte. Para el 18 de marzo habían 93 casos sin fallecidos. Para el 21 de marzo habían 203 casos y 2 muertes. El 23 de marzo hay 367 casos y 4 muertes. En tan solo 6 días aumentaron de 82 a 367 casos, es decir, 285 casos más en 6 días. Y, seguramente, como en otros países, su propagación será mayor conforme pasen los días. Hay que seguir tomando nuestras precauciones y estar preparados. El COVID-19 es una realidad y habrá que enfrentarla, aunque el Gobierno Federal, lamentablemente, no lo quiera aceptar.

Por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com

Fuentes:
Coronavirus Resource Center MAP Information
www.bbc.com
www.latimes.com