Me pareció una pregunta interesante, ya seas aficionado al fútbol o a la carrera, o a ambos deportes. Y, por supuesto, es un dato necesario para los entrenadores. Conocer cuánto corre un jugador por partido y a qué velocidad lo hace es importante para el diseño de programas de entrenamiento.

El primer estudio para calcular este dato se hizo a mediados de la década de los 70´s, analizando toda la temporada del equipo inglés Everton Football Club. En ese tiempo no existían GPS ni las aplicaciones ni adelantos de hoy en día, por lo que el trabajo no fue sencillo. Para determinarlo grabaron cada juego con cámaras de video siguiendo a los jugadores. Después la veían y la regresaban para enfocarse en un jugador en específico, la adelantaban y regresaban varias veces calculando el paso y la distancia que corrían. El promedio general resultó de 8,800 metros por partido (8.8 km)

Dentro de esa distancia había movimientos varios a diferente velocidad: caminar, trotar, cruzar, sprints rápidos y cambiar de dirección corriendo repentinamente. Las dos terceras partes de la distancia total la hacían a baja intensidad, caminando o trotando, y alrededor de unos 800 metros eran sprints de 10 a 40 metros aproximadamente. Un jugador podía tener el control del balón en un promedio de 200 metros para un total de tan solo 90 segundos. Las grabaciones demostraron que los cambios de velocidad y dirección se hacían cada 5-6 segundos.

Con el tiempo el desarrollo del juego fue cada vez más exigente llegando a correr alrededor de 10 km los jugadores de las ligas profesionales de Europa, mientras en Sudamérica corrían un poco menos.

Por otra parte, la distancia varía mucho de acuerdo a la posición que juega cada jugador. Los medios son quienes corren más distancia, delanteros centrales y defensas corren menos.

Ahora bien, no podemos comparar simplemente la distancia por el tiempo total de juego, es decir, que corren 10 km en 90 minutos porque eso sería un paso muy suave, como el de un caminate. En el fútbol cuentan mucho los cambios de intensidad que se hacen durante todo el juego.

Hoy en día la intensidad fisiológica de los jugadores puede ser calculada con un monitor cardiaco tal como lo usan los corredores, triatletas, ciclistas, etc. Sólo que, en el fútbol, el promedio de pulsaciones durante los 90 minutos es de 150 a 170 ppm (pulsaciones por minuto), alcanzando niveles mayores durante los sprints y más moderados cuando la actividad de su posición disminuye.

Una observación interesante y muy obvia es que, la parte más intensa físicamente del juego es mientras el jugador tiene el control del balón.

Sep 13, 2014; Salt Lake City, UT, USA; USA forward Alex Morgan (13) controls the ball in front of Mexico defender Arianna Romero (2) during the second half at Rio Tinto Stadium. USA won 8-0. Mandatory Credit: Russ Isabella-USA TODAY Sports

En el caso de las mujeres que juegan fútbol el promedio de pulsaciones es de 185 a 190 ppm durante todo un partido completo. En un juego las mujeres pueden correr un poco menos distancia a un paso un poco más lento que los hombres, pero cuando las condiciones lo demandan, ellas pueden cubrir la misma distancia que ellos. Y si analizamos bien, las mujeres tienen menos masa muscular y un corazón más pequeño, por lo que, cuando cubren la misma distancia que ellos en un solo juego, en la misma cancha de fútbol, están trabajando mucho más duro y forzándose más que los hombres.

Ahora bien, ¿cuánto corrió México en su partido contra Alemania?

La Selección Mexicana de Fútbol, mejor conocida como “El Tri”, nos brindó uno de los partidos más emocionantes y sorprendentes en una Copa Mundial al ganar 1-0 al actual campeón del mundo, la selección de Alemania.

Para México, el resultado se ganó con mucho esfuerzo, particularmente en el aspecto de la resistencia. El defensa Héctor Herrera corrió 11.6 km (7.2 millas), mientras el medio Miguel Layun corrió 10.1 km (6.3 millas). Hasta el portero Guillermo Ochoa corrió casi 4 km. En la siguiente tabla podemos ver cuánto corrieron en total los jugadores del “Tri” y la diferencia de acuerdo a sus posiciones.

De acuerdo a datos proporcionados por la FIFA los jugadores de Alemania corrieron 4 km más que los jugadores mexicanos sumando el total del equipo, aún así, no ganaron. Y aunque esto es solo una pequeña muestra de un partido, los números prueban que tan demandante es el fútbol físicamente hablando. Y también nos pone a pensar qué tanto van a tener que correr los mexicanos en su próximo partido contra Suecia.

Fuentes
“How far do you run during a soccer game?” –Por Don Kirkendall, Ph.D. para Active.com
“Here is how far soccer players run during a World Cup match”Por Brandon Wiggins y Samantha Lee para Business Insider
Traducción y edición por Claudia Plasencia para: www.asdeporte.com